Benjamin Griveaux Excandidato a la alcaldía de París por LREM

Una fidelidad truncada

Admirador y seguidor incondicional de Macron, pretendía recomponer la maltrecha imagen de su líder

15.02.2020 | 06:20
Benjamin Griveaux.

Benjamin Griveaux, el candidato con el que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, aspiraba a ganar en París en las municipales hasta su retirada este viernes, ha sido desde los inicios del mandatario en política un fiel colaborador para quien la capital francesa suponía un trampolín personal y profesional. Su abandono de la carrera electoral apenas un día después de presentar su proyecto fue motivado por la filtración de un vídeo presuntamente suyo de carácter sexual.

Hijo de un notario y de una abogada, Griveaux, nacido hace 42 años en la Borgoña, en el este del país, militó primero en las filas socialistas, donde fue colaborador de 2003 a 2007 del excandidato presidencial Dominique Strauss-Kahn, caído en desgracia tras una denuncia en 2011 por agresión sexual en Nueva York.

Casado, padre de tres hijos y diplomado en la Universidad de Sciences Po y en la Escuela de Altos Estudios Comerciales de París (HEC), Griveaux se presentaba con un proyecto que quería unir diferentes sensibilidades políticas.

Su objetivo, aseguró horas antes de que estallara la polémica, era "acabar con la guerra de clanes y partidos y responder a los desafíos de los parisinos: la suciedad, la tranquilidad pública, la seguridad...". Un objetivo lastrado por una segunda candidatura surgida de su propio partido, la del matemático Cédric Villani, que este último se vio obligado a continuar como disidente, expulsado de LREM cuando Griveaux fue oficialmente investido y él quiso mantener sus planes electorales.

Griveaux admitía que el arranque de LREM en las municipales no había sido el deseado, pero daba por superado ese bache.

Al también autor de libros como Les élites (2007) o Salaud de pauvres! Pour en finir avec le choix français de la pauvreté (2017) se le criticaba por ambicioso y altivo, y pese a haber sido víctima en el pasado de "difamaciones", la filtración de ese vídeo fue para él un ataque con el que prefirió retirarse por considerar que se había llegado "demasiado lejos".

Entre 2012 y 2014 fue miembro del gabinete de la exministra socialista de Sanidad Marisol Touraine, y tras un paréntesis político como director de comunicación de la inmobiliaria Unibail-Rodamco, de 2014 a 2016, pasó a formar parte del círculo más íntimo de Macron, de su guardia pretoriana, cuando este gestó la actual La República en Marcha (LREM). Los comicios de los próximos 15 y 22 de marzo no eran sus primeras municipales: en 2008 obtuvo un puesto de concejal en los de Chalon-sur-Saône, en el este de Francia.