Bruselas da por zanjada la metedura de pata de Borrell

La UE pone en valor que ya se había retractado de haberse referido al “Síndrome Greta”

11.02.2020 | 06:20

Bruselas - La Comisión Europea daba ayer por zanjada la polémica sobre las declaraciones del Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, que se refirió al "Síndrome Greta" y cuestionó la conciencia de los jóvenes con los costes aparejados a las políticas contra el cambio climático. En una rueda de prensa en Bruselas, la portavoz de la Comisión Dana Spinant insistió en que Borrell se ha retractado de sus polémicas declaraciones y ha querido recalcar el compromiso de la Comisión liderada por Ursula von der Leyen con la agenda climática. "Hemos expresado el compromiso con los objetivos del Green Deal europeo y todos los comisarios apoyan el entusiasmo de los jóvenes que piden medidas para reducir el impacto climático", señaló la portavoz, a la vez que ha recordado que Borrell se ha disculpado por sus comentarios y ya "aclaró" la polémica.

Al ser preguntados directamente si el dirigente español estaba causando problemas a la UE con casos como este, o sus declaraciones sobre la justicia belga a causa de la euroorden de los líderes independentistas huidos en Bélgica, varios portavoces reivindicaron la labor de Borrell como jefe de la diplomacia, un trabajo que ejerce "con determinación". "Es un prominente miembro de la comisión con su rol de Asuntos Exteriores y de coordinación con la Comisión. Cumple los deberes de cargo, que son amplios e importantes, de una forma que resulta útil para avanzar en la agenda europea", indicó Spinant A su vez, el portavoz de Exteriores de la Comisión, Peter Stano, destacó la intensa actividad de Borrell hacia Oriente Próximo, el acuerdo nuclear con Irán o sus esfuerzos para aliviar la tensión en Libia. "Está manteniendo tanta actividad como se ve. Más allá de temas que puedan ser controvertidos para un punto de vista u otro, él está haciendo su trabajo con determinación y en unos pocos días se ha visto con actores involucrados en crisis como Libia, Irak o Irán. - Efe