Hondarribia: condenado por disparar con una escopeta a dos personas que hacían ruido

El hombre disparó munición de fogueo desde el balcón hacia el exterior de un bar cercano a su casa

08.09.2021 | 13:21
Gente disfruta, antes del inicio de la pandemia, de las terrazas de la Marina en Hondarribia en una foto ajena a la información.

Un hombre ha sido condenado a seis meses de cárcel por disparar desde su casa de Hondarribia una escopeta de fogueo contra dos personas que se encontraban en el exterior de un bar cercano y a los que se quejó "a gritos" por los "ruidos" hacían.

Según la sentencia del caso, a la que ha tenido acceso EFE, durante el juicio por estos hechos, celebrado en un Juzgado de lo Penal de Donosta, el procesado reconoció lo sucedido y se mostró conforme con la pena solicitada por la Fiscalía, por lo que ahora ha sido condenado por un delito de amenazas con la atenuante de estar bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Los hechos sucedieron sobre la 00.30 horas del 6 de octubre de 2019, cuando el hombre, que ha sido defendido en este caso por el letrado Jesús González de la Huebra, escuchó unos ruidos en el exterior de su vivienda que procedían del exterior del bar "situado justo debajo de su casa".

Por este motivo, salió al balcón y se dirigió a dos personas que se encontraban allí para "quejarse a gritos" del alboroto.

"A continuación -prosigue la resolución judicial- se introdujo en su domicilio, cogió una escopeta tradicional del Alarde únicamente apta para disparar munición de fogueo y realizó dos disparos al aire y un tercero dirigido directamente hacia el lugar donde se encontraban los perjudicados".

La sentencia aclara, no obstante, que "ninguno de los disparos fue efectuado con proyectil alguno, sino con munición de fogueo".

Según informó en su momento el Departamento vasco de Seguridad, tras ser alertada la Ertzaintza del incidente, un agente contactó con el hombre, que accedió a salir a la calle desarmado y a abandonar la vivienda sin la escopeta y sin oponer resistencia.

La resolución señala que estos hechos son constitutivos de un delito de amenazas con la atenuante de ebriedad por el que le impone una pena de medio año de cárcel, aunque acuerda la suspensión de esta pena con la condición de que el hombre no vuelva a delinquir en los dos próximos años.

noticias de noticiasdegipuzkoa