Desmantelada una banda implicada en 50 robos con fuerza en Gipuzkoa y Araba

Las detenciones se hicieron el 19 de octubre en una operación desarrollada en Donostia, Lezo e Irun

25.10.2020 | 14:37

DONOSTIA - La Ertzaintza ha detenido a seis personas, de entre 24 y 50 años, integrantes de una banda implicada en alrededor de 50 robos con fuerza cometidos en empresas y establecimientos hosteleros de Gipuzkoa y Áraba, ha informado este domingo el Departamento de Seguridad.

Las detenciones fueron llevadas a cabo el pasado 19 de octubre una operación desarrollada en Donostia, Lezo e Irun, han explicado las fuentes, que han precisado que tres de los arrestados ingresaron en prisión el pasado miércoles y los otros tres quedaron en libertad con cargos y medidas cautelares.

El operativo, denominado "Stefan" y cuyas investigaciones comenzaron hace seis meses, ha sido desarrollado por el Servicio de Investigación Criminal Territorial de la Ertzaintza en Gipuzkoa (SICTG) apoyados por la Unidad de Brigada Móvil, Unidad Canina y patrullas de Protección Ciudadana adscritas a las Comisarías de Donostia, Errenteria e Irun.

Además se practicaron cuatro registros en otros tantos domicilios, ordenados por la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Tolosa, que ha dirigido la investigación, en los que se ocuparon efectos y herramientas relacionadas con los robos y fueron intervenidos tres turismos empleados para los robos, uno de ellos alquilado recientemente por el grupo en la Comunidad Valenciana.

Los investigadores atribuyen a la banda la comisión de casi medio centenar de robos con fuerza a lo largo de los últimos meses en empresas localizadas en polígonos industriales de Irura, Aduna, Astigarraga, Beasain, Ordizia, Orio, Hernani, Oiartzun, Irún y Errenteria, en Gipuzkoa, así como de Gasteiz, además de en establecimientos hosteleros de San Sebastián, Irun, Hondarribia y Oiartzun.

En la comisión de los robos, los integrantes de la banda neutralizaban los sistemas de alarma para sustraer el dinero en metálico depositado en las cajas fuertes de las empresas, a las que accedían mediante el forzamiento de puertas o ventanas y, en algunos casos, mediante a través de butrones realizados en las fachadas para lo cual utilizaban martillos percutores, amoladoras, mazas, y grandes destornilladores, entre otras herramientas.

Para los bares y restaurantes, la banda se había especializado en la apertura de un tipo específico de caja registradora inteligente existente en el mercado.

Tras la finalización de las diligencias policiales, el pasado miércoles los detenidos fueron puestos a disposición de la jueza instructora, quien decretó el ingreso en prisión, sin fianza, de tres de los detenidos.

El resto de integrantes del grupo quedaron en libertad con cargos, aunque se les aplicó medidas cautelares como la presentación periódica en el juzgado y la prohibición de salida de país.