Los restos hallados en el vertedero de Zaldibar son de Alberto Sololuze

Las pruebas de ADN han confirmado que pertenecen al trabajador desaparecido hace seis meses - Se intensifica la búsqueda del segundo trabajador, Joaquín Beltrán, que se intenta localizar en la zona B1

19.08.2020 | 09:25
Las excavadoras siguen buscando restos en Zaldibar.

Los restos hallados en el vertedero de Zaldibar pertenecen a Alberto Sololuze, según han informado fuentes del Departamento de Seguridad del Gobierno vasco a Europa Press. Las pruebas de ADN han confirmado que la tibia y otros restos hallados el domingo pertenecen al trabajador desaparecido hace seis meses, afirman estas fuentes.

Las mismas fuentes han explicado que ya se ha comunicado a la familia de Sololuze y al juez que la prueba de ADN ha sido positiva y que los restos óseos encontrados pertenecen a Alberto Sololuze, que, junto con Joaquín Beltrán, fue sepultado en el momento del derrumbe.

Los equipos de rescate que rastrean el vertedero encontraron este lunes, junto a restos óseos, varios objetos personales supuestamente de uno de los trabajadores desaparecidos. Se trata de una cámara de fotos, una correa de reloj, unas gafas de sol y un candado, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

El pasado domingo, se localizó el primer resto óseo, una tibia envuelta en una tela, después de desenterrar en una de las zonas de la escombrera 250.000 metros cúbicos de deshechos, lo equivalente a un edificio de ocho pisos. Fuentes de la investigación señalaron que, en virtud de los objetos encontrados, los restos podrían pertenecer a Sololuze

Un día después se localizaron más restos óseos. Junto a ellos, se encontraban una cámara de fotos, una correa de reloj, unas gafas de sol y un candado.

Una pancarta cerca del vertedero recuerda los seis meses buscando a Joaquín y a Alberto. Foto: EP

El lugar donde se hallaron los restos óseos y esos objetos, en la zona B1, junto a la báscula, era el área en el que se pensaba que se encontraba Sololuze en el momento del derrumbe.

Trabajo para unas dos semanas


El consejero vasco de Medio Ambiente, Iñaki Arriola, y la viceconsejera Elena Moreno se han desplazado hasta el vertedero de Zaldibar, donde se han planificado las labores de búsqueda de Joaquín Beltrán, el otro trabajador que todavía sigue desaparecido.

Arriola y Moreno se han desplazado a Zaldibar para participar en la reunión de la mesa técnica en la que se han planificado los siguientes trabajos de búsqueda.

Fuentes del Departamento de Medio Ambiente ha señalado a Europa Press que, en ese encuentro, Arriola ha reiterado el compromiso del Gobierno vasco en seguir con la búsqueda del otro trabajador desaparecido.

Las mismas fuentes han precisado que todavía quedaría trabajo para dos semanas en la zona B1, donde se localizaron los restos de Sololuze, y donde se seguirá buscando a Joaquín Beltrán.

En caso de no ser localizado en esa zona, habría que abordar los trabajos en la plataforma de la báscula, en la parte superior, donde hay 300.000 metros cúbicos de residuos, lo que obligaría a un descabezado del talud para evitar riesgos de deslizamiento del terreno

En esta misma línea, la viceconsejera de Medio Ambiente, Elena Moreno, ha trasladado, en declaraciones a EiTB, que, desde el principio, se ha manifestado la intención de "no dejar de buscar" a los dos trabajadores.

Según ha precisado, ahora los técnicos se centrarán en terminar el rastreo en la zona B1 y, después, se dirigirían al talud superior para poder llegar a la plataforma de la báscula.

La viceconsejera ha manifestado que, si "desgraciadamente" no se localiza en esa zona B1 a Beltrán, se ha planificado la continuidad de los trabajos de búsqueda y estabilización del vertedero.

En concreto, se accedería a la plataforma donde se ubicaba la báscula que fue arrastrada en el derrumbe y está unos 30 o 40 metros por encima del punto actual. Ello obligaría a trabajar un talud y sacar material de 350.000 m3 para poder "llegar con seguridad a la plataforma de la báscula y, de manera paralela, se tendrá que realizar un depósito de seguridad para colocar los residuos.