El papa pide a los directivos cristianos que se interesen por las "penas" de sus empleados

Francisco pide a los empresarios que "tengan en su corazón el servicio de todos y no solo de los intereses privados o de los círculos restringidos"

07.01.2022 | 17:33
Imagen del Vaticano al comienzo del encuentro de Francisco con 90 empresarios franceses.

El papa Francisco ha subrayado que los directivos cristianos deben distinguirse por atender y prestar atención a "las penas" y las "preocupaciones" de sus empleados al tiempo que les ha instado a no ceder a las presiones que impone el mercado financiero y mirar siempre por el "bien común".

Francisco ha constatado que en el mundo actual está marcado "a menudo marcado por el individualismo, la indiferencia e incluso la marginación de las personas más vulnerables", por lo que ha pedido a los empresarios y líderes empresariales que "tengan en su corazón el servicio de todos y no solo de los intereses privados o de los círculos restringidos".

En su discurso ante una delegación de noventa empresarios de Francia con motivo de su peregrinación a Roma, el Pontífice ha reconocido que se imagina que su tarea a veces pese sobre su conciencia, que "entra en conflicto" cuando el ideal de justicia y de bien común que querrían alcanzar no ha podido realizarse.

"Todo cristiano experimenta a menudo un choque entre el ideal que sueña y la realidad que encuentra", ha dicho el Papa, refiriéndose a la figura de la Virgen María, quien se vio "obligada a dar a luz al Hijo de Dios en la pobreza de un establo". "Esperamos que todo vaya bien y después llega un problema inesperado, como un rayo. Y se produce un choque doloroso entre las expectativas y la realidad", ha añadido.

Tras pedir disculpas por empezar con retraso la audiencia, el papa les ha instado a obrar en su trabajo "según el corazón de Dios" y ha elogiado que la búsqueda del bien común sea para ellos "un motivo de preocupación, un ideal en el marco de sus responsabilidades profesionales".

"El bien común es ciertamente un elemento determinante en su discernimiento y de sus elecciones como dirigentes, pero debe ajustarse a las obligaciones impuestas por los sistemas económicos y financieros vigentes, que a menudo no tienen en cuenta los principios evangélicos de la justicia social y de la caridad", ha manifestado.

Francisco, que se ha reunido junto con el arzobispo Dominique Rey, obispo de Fréjus-Toulon, en el Palacio Apóstolico del Vaticano, ha reflexionado sobre el papel de los empresarios y el ejercicio de la autoridad. Para el papa, esto último requiere tomar decisiones "valientes" muchas en veces "en primera persona" aunque ha precisado que la autoridad entendida como servicio implica "compartir" las tareas y delegar.

"Ejercitar la autoridad como servicio implica compartirla; el directivo cristiano está llamado a considerar con atención cualquiera de los puestos de trabajo de su empresa incluidas las competencias que podrían parecer de menor relevancia porque todos son importantes a los ojos de Dios", ha asegurado el Pontífice.

Por ello, ha instado a los directivos a "estar cerca de quienes colaboran" con ellos a todos los niveles o sea a "interesarse por sus vidas, a darse cuenta de sus dificultades, penas e inquietudes, pero también de sus alegrías, proyectos y esperanzas".

anteriorsiguiente
noticias de noticiasdegipuzkoa