El buque "Relámpago" desplegará diez sismómetros en La Palma

El barco desplegará una decena de sismómetros oceánicos alrededor de la isla, para recabar datos que ayuden a desentrañar la naturaleza de la erupción

11.12.2021 | 16:31
Mientras haya tremor y dióxido de azufre la erupción sigue, según científicos

El buque de acción marítima "Relámpago" desplegará 10 sismómetros oceánicos alrededor de La Palma que contribuirán a recabar datos para entender la dinámica de la actual erupción volcánica de la isla.

Este barco se encuentra en tránsito a La Palma con un equipo de seis científicos del Instituto de Ciencias del Mar perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (ICM-CSIC) y del Instituto GEOMAR de Kiel (Alemania), ha informado este sábado el Ministerio de Defensa en un comunicado.

El despliegue de estos diez equipos en aguas de la isla de La Palma es complementario al fondeo del Real Observatorio de la Armada realizado el pasado mes de noviembre por el buque hidrográfico "Malaspina" en las proximidades de la fajana inicial. De esta forma "se amplía el abanico observacional de inestimable ayuda para desentrañar la naturaleza de la erupción volcánica y la dinámica geofísica de la zona", agrega la nota.



El despliegue durará casi dos días 

Los sismómetros llegaron hace dos días en un contenedor al Arsenal de Las Palmas procedentes de Alemania, donde se ha procedido a su embarque y montaje a bordo. Una vez montado, cada aparato ocupa un espacio de aproximadamente uno por tres metros, con un peso aproximado de 200 kilos.

Se estima que su despliegue, utilizando una grúa, llevará unas 45 horas en total, con un periodo bajo el mar de los sismómetros de unos tres meses.

El buque de acción marítima "Relámpago" es el tercer buque de la clase "Meteoro" y está basado en el Arsenal de Las Palmas de Gran Canaria. Fue botado el 6 de octubre de 2010 y entró en servicio el 6 de febrero de 2012. Ha participado en diversas ocasiones en la operación Atalanta en el océano Índico en apoyo al programa mundial de alimentos y lucha contra la piratería, y en numerosos ejercicios nacionales e internacionales.



Mientras haya tremor y dióxido de azufre... la erupción sigue

Mientras siga existiendo tremor, que indica el movimiento de fluidos, y la emisión de dióxido de azufre (SO2), que apunta a que hay magma cercano a la superficie, la erupción de La Palma sigue aunque la sismicidad permanezca baja.

Es necesario que estos dos parámetros estén a cero o muy próximos a este valor para dar por concluida la erupción, situación que por el momento no es así en la isla, donde, no obstante, tanto el tremor como el SO2 cada vez están más bajos, ha informado la portavoz científica del Plan de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca), María José Blanco.

María José Blanco ha destacado la importancia de que estos dos parámetros que están a la baja registren una tendencia mantenida en el tiempo y ha señalado que sigue saliendo lava que discurre en su primer tramo dentro de un tubo lávico hasta que a través de un jameo sale a la superficie y alcanza la costa.



Lo que preocupa a los científicos no es la emisión de lava sino los gases, que están dificultando el acceso para limpiar de ceniza las viviendas situadas al sur de la emergencia, que se encuentran dentro de la zona evacuada.
El director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, ha señalado que estos problemas ocasionados por los gases no son nuevos, pues esta situación se ha mantenido en las últimas cinco semanas.
noticias de noticiasdegipuzkoa