La movilidad sostenible, razón de ser de Michelin

17.09.2021 | 01:31
Wing Sail Mobility (Wisamo) es una solución innovadora ideada por Michelin que consta de un sistema de velas automatizado, telescópico e inflable, que se puede instalar tanto en buques mercantes como en embarcaciones de recreo, para ayudar a descarbonizar el transporte marítimo. michelin

Tras analizar el ciclo de vida del neumático, está desarrollando acciones para reducir el impacto medioambiental en todas sus fases

La movilidad es la razón de ser de Michelin. Innovación y pasión son dos de los pilares en los que se sustenta la compañía con el objetivo de que la movilidad sea cada vez más segura, eficaz y respetuosa con el medio ambiente. Así, en el Michelin del futuro "todo será sostenible", según aseguran desde la compañía. Tras analizar el ciclo de vida del neumático, actualmente está desarrollando acciones para reducir el impacto medioambiental en todas sus fases.

Materias primas

Michelin ya ha anunciado que en el año 2050 todos sus neumáticos se fabricarán íntegramente a partir de materiales renovables, reciclados, biomasa y otros materiales sostenibles. Un dato: en 2020, los neumáticos Michelin se fabricaban con un 28% de materiales sostenibles. Además, han desarrollado proyectos de reforestación de los bosques tropicales en el entorno de las plantaciones de caucho natural para reducir el impacto en la biodiversidad y favorecer una producción responsable y sostenible de ese caucho natural.

Fabricación

El proceso de fabricación del neumático debe guardar coherencia con los objetivos de desarrollo sostenible. Todos los Centros de Producción de Michelin tienen la certificación ISO 14001 desde hace más de una década y se valorizan todos los residuos industriales. La energía eléctrica que se consume en las fábricas procede de fuentes 100% renovables. El objetivo de Michelin es reducir en 2030 en un 50% las emisiones de CO2 en la fabricación y la energía (Base:2010) y llegar a la neutralidad en carbono en este perímetro en 2050.

Utilización

El principal impacto medioambiental de un neumático se debe a su resistencia a la rodadura, que supone un 20% del consumo de combustible en el caso de un coche y del 30% a 40% para un camión. El 86% de las emisiones de CO2 a la atmósfera relacionadas con el neumático se producen mientras está en el proceso de utilización. Desde el año 1992, Michelin fabrica neumáticos de baja resistencia a la rodadura, manteniendo sus prestaciones hasta el final de su vida útil.

Fin de vida

Cuando los neumáticos llegan al final de su vida útil, son recogidos y valorizados. Michelin España cumple con esta obligación legal a través de la empresa Signus de la que es socio fundador. Michelin está invirtiendo en el reciclado de alta tecnología para que en el año 2050 se reciclen en todo el mundo el 100% de los neumáticos.

El hidrógeno

Pero además de invertir en la mejora del proceso de fabricación y en la reducción del impacto medioambiental del neumático, el Grupo Michelin está convencido de que la movilidad ligada al hidrógeno será uno de los componentes esenciales de la movilidad limpia. Una solución muy interesante para combatir las emisiones de CO2 y la contaminación atmosférica. Por ello, Michelin ha creado alianzas con líderes tecnológicos en la industria automotriz, como Faurecia, para trabajar juntos en la movilidad basada en el hidrógeno, y para ello han creado la empresa Symbio que desarrolla pilas de hidrógeno.

anteriorsiguiente
noticias de noticiasdegipuzkoa