Coronavirus en Gipuzkoa | Inyección de esperanza... y cordero

25.03.2021 | 00:23
Algunos de los residentes del centro gerontológico Argixao que participaron en la corderada. Foto: Matia Fundazioa

La asociación de pastores Larsabi ha organizado fiestas en varios geriátricos y centros de día tras recibir la vacuna

Estos últimos meses han sido muy duros para todos, pero especialmente para los residentes y trabajadores de los geriátricos. Gracias a las vacunas están recuperando la normalidad y la asociación de pastores Larsabi ha organizado diversos actos en varios geriátricos y centros de día de Gipuzkoa para celebrarlo. La asociación Larsabi está formada por 41 pastores que trabajan para poner en valor el cordero lechal de raza latxa.

Las dos primeras fiestas tuvieron lugar ayer en Oñati y en Zumarraga. La del centro gerontológico Argixao de Zumarraga fue especial, pues los mayores disfrutaron de la compañía de los propios pastores. Los mayores charlaron acerca del pastoreo con los pastores Mariano Imaz y Peio Etxeberria y después degustaron cordero guisado, brochetas de cordero asado, queso y txakoli.

Además, durante estos últimos días los mayores han realizado diversas actividades relacionadas con el tema: han visto documentales sobre el pastoreo, han conocido al pastor Patxi a través de unas gafas de realidad virtual y han practicado diversos juegos.

El objetivo de esta iniciativa de Larsabi es dar las gracias a los mayores por la aportación realizada a la sociedad, agradecer a los cuidadores el trabajo que realizan y dar a conocer las bondades alimentarias del cordero lechal de raza latxa.

El pastor Imaz, presidente de la asociación Larsabi, se mostró muy satisfecho. "Hemos organizado esta fiesta para celebrar que tanto los residentes y trabajadores de los geriátricos como los pastores estamos empezando a ver un rayo de luz. Ha sido un día redondo, pues el tiempo ha acompañado. A los residentes y los trabajadores les ha servido para salir de la rutina diaria y nos han agradecido mucho el haber organizado la fiesta. Nosotros también hemos estado muy a gusto", comentó el pastor ataundarra.

Jone Eguren, monitora y psicóloga del centro gerontológico Argixao, también estaba encantada. "Tanto los pastores como nosotros hemos pasado un año muy duro y estamos empezando a ver la luz al final del túnel. Gracias a la asociación Larsabi hemos podido celebrar que todos hemos sido vacunados. Para los residentes han sido unos días muy especiales. Los días anteriores hemos realizado diversas actividades relacionadas con el pastoreo y hoy nos hemos reunido con los pastores y hemos comido cordero".

Los residentes y trabajadores del centro gerontológico Argixao de Zumarraga no fueron los únicos que degustaron los deliciosos corderos de los pastores de la asociación Larsabi. En la residencia San Martín de Oñati también se pusieron las botas. Hoy será el turno de la residencia Otezuri de Zumaia y el centro de día Santa Bárbara de Urretxu. Reunión con pastores... cordero al buche.

noticias de noticiasdegipuzkoa