Coronavirus en Gipuzkoa | Las residencias prevén flexibilizar las visitas en marzo

Bizkaia permitirá tres visitas y dos salidas cada semana, y Gipuzkoa ultima los nuevos protocolos

17.02.2021 | 23:50
Un usuario y su familiar, ante la residencia Egogain de Eibar.

donostia – Los protocolos de seguridad establecidos en las residencias de personas mayores empiezan a pesar en usuarios y familias, que con la llegada de la vacuna esperan una flexibilización.

De momento, en lo que compete a Gipuzkoa no hay novedades. Fuentes de la Diputación Foral aseguraron que se está trabajando en los nuevos protocolos, pero que son muchos los aspectos a tomar en consideración antes de adoptar una decisión, aunque en Bizkaia ya se haya anunciado la tan ansiada flexibilización para el 1 de marzo.

Según anunció ayer el diputado foral de Acción Social de Bizkaia, Sergio Murillo, a partir de esa fecha se reducirán las restricciones vigentes, considerando que el riesgo es menor tras rematarse el proceso de vacunación en la práctica totalidad de los centros.

Murillo aseguró que esta flexibilización del régimen de visitas se está valorando de forma conjunta con las otras dos diputaciones y con el Gobierno Vasco, por lo que no sería de sorprender que al anuncio de Bizkaia le siguieran en breve los de Gipuzkoa y Araba.

La flexibilización del régimen de visitas no conllevaría una relajación de las medidas de prevención. Lo que se plantea a priori, señaló Murillo, es autorizar a los usuarios de las residencias un mínimo de tres visitas y dos salidas semanales.

"Con ello pasaríamos a un escenario en marzo en el que los residentes puedan tener prácticamente contacto diario, sea por visita o salida, con sus seres queridos", apuntó el diputado foral de Acción Social de Bizkaia.

Murillo fue el primer diputado foral del área de Políticas Sociales en anunciar la flexibilización del régimen de visitas y salidas, aunque los precedentes indican que el trabajo colegiado entre diputaciones y Gobierno Vasco podría dar sus frutos de forma simultánea.

De momento, no hay más confirmaciones. En una reciente comparencia, la diputada foral de Políticas Sociales de Gipuzkoa, Maite Peña, apeló a la prudencia, recordando que los efectos prácticos de la vacuna no se evidencian hasta una semana después de haberse inoculado la segunda dosis, plazo que se habrá superado, salvo contadas excepciones, de forma holgada para inicios de marzo.

Tampoco en Araba se quiso poner fecha a la flexibilización. Desde la Diputación también se pidió "prudencia" y se aseguró que no hay nada decidido en este territorio donde, aseguraron, la flexibilización llegará cuando los contagios lo permitan.

Y es que, recordaron las fuentes forales, el descenso de contagios ha sido más acelerado en Bizkaia y Gipuzkoa en las últimas fechas. "Se están estudiando todas las posibilidades y no hay ninguna decisión sobre posibles fechas. Otra cosa es que Bizkaia decida adoptarlo en su norma foral porque sus datos mejoran", subrayaron.