El TSJPV decide el martes si obliga al Gobierno Vasco a reabrir los bares

Las asociaciones vascas de hostelería presentaron ayer un recurso y piden medidas cautelarísimas

05.02.2021 | 00:27
Varios hosteleros, en una reciente manifestación en Donostia. Foto: Ruben Plaza

donostia – La Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) decidirá este próximo martes si la hostelería vasca puede reabrir sus bares y restaurantes, tras dar de plazo hasta el lunes al Gobierno Vasco para presentar alegaciones al recurso de las asociaciones de hosteleros.

Las Asociaciones de Hostelería de Gipuzkoa, Bizkaia y Araba presentaron ayer un recurso en el que reclaman que adopte medidas cautelarísimas para eliminar la restricción decretada por el Ejecutivo de cierre de bares y restaurantes en municipios que se encuentran en zona roja por alta incidencia de la pandemia del coronavirus.

Aunque las medidas cautelarísimas solicitadas supondrían que se adoptara una decisión sin escuchar a la otra parte, es decir, a la Administración vasca, el TSJPV ha considerado que esta es una cuestión de tal transcendencia que debe analizar los argumentos del Ejecutivo.

Por ello, a través de una providencia, el alto tribunal vasco acuerda escuchar a la Administración demandada, a la que emplaza a presentar sus alegaciones, como máximo, el lunes 8 antes de las 12.00 horas. Al día siguiente, martes, el TSJPV deliberará sobre la medida cautelar a partir de las 9.30 horas. La resolución se dictará esa misma jornada y se comunicará a las partes en litigio.

En su escrito de impugnación, la hostelería argumenta, en base a una interpretación de los datos de contagios, que se ha evidenciado que la hostelería no ha causado el aumento de los positivos, y atribuye la propagación del covid-19 a "la relajación" de las medidas por parte del Gobierno Vasco con motivo de la Navidad.

Para los hosteleros, la eliminación del cierre de bares y restaurantes en municipios en zona roja "es imprescindible" porque cada día que pasa la hostelería sin actividad "se incrementa exponencialmente el riesgo de que los perjuicios sean irreparables y tengan consecuencias devastadoras para el sector".

En la actualidad, señalan que más de un 80% de los establecimientos hosteleros de Euskadi están afectados por este cierre y aseguran que "es imposible" que la Administración pueda "reparar" los daños ocasionados hasta el momento y los que se producirán en el futuro.

Pérdidas El gerente de la Asociación de Hostelería de Bizkaia y portavoz de las tres asociaciones, Héctor Sánchez, señaló ayer que el año pasado ya hablaron de 184 millones de pérdidas y ahora, con los cierres actuales, la cifra de pérdidas de la hostelería de Euskadi estaría en torno a 240 millones desde el inicio de la pandemia.

Sánchez aseguró que las ayudas que se han articulado están "lejos de llegar a compensar" esas pérdidas. "Y, como somos conscientes de que eso va a ser imposible, lo que pretendemos es que se deje de trabajar a la gente, el hostelero no está buscando ayudas, estar en casa y andar cobrando el dinero, lo que quiere es trabajar, con medidas de seguridad, pero trabajar. Lo que tratamos de defender con este recurso es que se deje trabajar al sector", agregó.

En relación a las ayudas, el gerente de la Hostelería de Bizkaia precisó que el Gobierno Vasco habrá destinado en torno a los 45 millones al sector, por lo que "no son suficientes y probablemente llegan tarde". Por ello, insistió en que la "mejor solución" para el sector es "ponerse a trabajar cuanto antes".

El recurso

Decreto del 22 de enero. Las asociaciones de profesionales del sector de la hostelería de los tres territorios de la CAV registraron un recurso en el TSJPV contra el decreto 4/21 de 22 de enero de actualización de las medidas de prevención del coronavirus por el incremento de casos, que obligaba a cerrar los establecimientos en los municipios vascos situados en la zona roja de contagios.

Cautelarísimas. Los profesionales del sector hostelero solicitaron al tribunal que adopte unas medidas cautelarísimas y permita la apertura de sus locales en los municipios en rojo con las mismas restricciones que el resto.

No a la obligación. Según Héctor Sánchez, "no se pide una reflexibilización de las medidas generales" establecidas para evitar contagios en bares y restaurantes, sino solo que se anule la obligación de cerrar.

Argumento

La culpa, la movilidad en Navidad

Reabrir. Los hosteleros pretenden demostrar que el ascenso de la curva de contagios está relacionado con la movilidad y las celebraciones familiares de Navidad, y no con la actividad del sector, y por ello han tenido que esperar unas semanas para recabar datos de la evolución de la situación epidemiológica del covid-19. De esa manera, los hosteleros reclaman "poder mantener la actividad independientemente de que el municipio en el que se ubique el local esté en rojo, amarillo o verde", respetando las restricciones de aforo al 50% en el interior, sin clientes de pie en la barra y con la actividad en terrazas al 100 %.