Coronavirus | Euskadi concretará el día 9 las medidas para Navidad

Cómo será la movilidad o la posible apertura de la hostelería son las decisiones que debe tomar el LABI

04.12.2020 | 01:12
Varias personas, protegidas con mascarilla, al lado de la bola iluminada en el Paseo de La Concha.

donostia – La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, señaló ayer que la última palabra sobre la flexibilización o endurecimiento de las restricciones preventivas en Navidad la tiene el consejo asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI), que se reunirá de nuevo el próximo día 9, después de que este pasado miércoles se llegara a un "acuerdo de bases" en la Comisión Interterritorial de Salud en cuanto a la movilidad y número de personas en las reuniones familiares de cara a las fechas navideñas.

"Será a partir de la semana que viene, cuando se reúna el LABI, cuando sepamos cuáles van a ser esas medidas en Euskadi y cómo se aplicarán", dijo Sagardui, quien indicó que ese acuerdo de bases debe "acomodarse" a la situación de las comunidades autónomas sin "olvidar" que se está "en medio de una pandemia".

Por tanto, las medidas que se conocieron el miércoles por la tarde no son aún definitivas. Algunas, como la prohibición de eventos como Santo Tomás, desfile de Olentzero, cabalgata de Reyes o carreras de San Silvestre, se mantendrán. El toque de queda en Nochevieja y Año Nuevo estará entre la 1.00 y la 1.30, mientras que todo indica que las reuniones en fechas señaladas tendrán como tope diez personas y no seis como se dijo en un principio.

Queda por definir si se abre o no la hostelería a partir del día 10 y cómo será la movilidad en navidades, ya que todo apunta a que estará prohibido moverse entre comunidades salvo para visitar a familiares o allegados. Lo que está provocando confusión entre la población, ya que no habrá "un modelo de justificante específico" para estas visitas porque se apela "a la responsabilidad ciudadana", según indicó el ministro de Sanidad, Salvador Illa. Pero la definición de allegado (persona cercana a otra en parentesco, amistad, trato o confianza, según la RAE) abre el abanico mientras en sus declaraciones públicas los responsables sanitarios piden "reducir el contacto social". Según dijo Illa ayer, allegado se refiere a quien "sin tener una relación familiar clásica con otra persona tenga una vinculación sentimental muy determinada".

"Estamos mejor, pero no estamos bien. Estamos sufriendo una pandemia. No nos centremos solo en una medida o en otra sino en la situación que vivimos, que es complicada", recordó ayer Sagardui. "Vamos a ver cuáles son las medidas que se establecen para Euskadi", reiteró la consejera, sin querer indicar si habrá alguna restricción más. En referencia a la dificultad de controlar algunas de las exigencias que se establecen para poder desplazarse entre comunidades autónomas, destacó que en la actual situación "todo es difícil".

También se refirió a las navidades el coordinador del Programa de Vigilancia y Control del Departamento de Salud, Ignacio Garitano, que no se quiso pronunciar sobre si se juntaría con otras nueve personas en las cenas navideñas pero aseguró que cuanto "menos excepcional" sea esta celebración es "mejor" porque los números de la incidencia "son malos".

Todo lo que sea evitar que se junte gente sin medidas o relajándolas, que es a lo que se tiende cuando se come o se bebe, "es mejor evitarlo", subrayó Garitano.