El COVID-19 deja 83 muertos en Euskadi en una semana

Los casos diarios suben a 1.050, aunque baja la presión hospitalaria

19.11.2020 | 01:29
Una chica se somete a la prueba PCR ayer en el cribado preventivo de Arrasate. Foto: Iker Azurmendi

donostia – La cifra de decesos debidos al COVID-19 sigue subiendo cada semana en Euskadi y entre el 9 y el 15 de noviembre fallecieron 83 personas con el coronavirus como causa directa. El Departamento de Salud del Gobierno Vasco actualiza esta cifra una vez a la semana y estas 83 muertes suponen la cantidad semanal más alta en la segunda ola de la pandemia, superando las 73 registradas entre los días 2 y 8 de noviembre.

En octubre las cifras de fallecimientos por COVID-19 fueron más bajas y se registraron 34, 44, 45 y 46 muertes en las cuatro semanas del mes. Según el boletín semanal de Salud, a los citados 83 fallecimientos hay que sumar 21 más, que son personas que en los dos últimos meses de vida dieron positivo en coronavirus, sin que sea la causa directa de su muerte. La cifra total de defunciones en la pandemia asciende a 2.402.

En cuanto a los datos diarios, el martes se detectaron en la CAV 1.050 nuevos casos de COVID-19, con lo que se volvió a superar la cifra de los 1.000 positivos diarios después de dos días seguidos por debajo de esa barrera, lo que confirma que Euskadi continúa en cifras demasiado altas de contagios. Sin embargo, esta subida viene motivada por un mayor número de pruebas de detección realizadas, 14.929 (11.746 PCR y 3.183 antígenos), porque la positividad ha bajado al 7%, un porcentaje que no era tan bajo desde mediados de octubre. Este dato, junto con el de la ligera bajada de la tasa de incidencia acumulada –desciende de 816,6 a 799,4– reafirmaría la idea de que la pandemia se encuentra en un momento de estabilización. También experimenta una mejoría el número reproductivo básico, que pasa de 0,89 a 0,87.

459 casos en gipuzkoa La incidencia baja en los tres territorios históricos. En Gipuzkoa descendió de una tasa de 1.064,5 el lunes a una de 1.040,7 el martes después de detectarse 459 nuevos casos, una cifra más baja que en varias jornadas de este mes, cuando se ha superado holgadamente los 500 positivos, aunque superior a las de los tres últimos días, en los que Gipuzkoa estuvo por debajo de los 450 casos diarios. Además, dos municipios, Hondarribia y Zumaia, han salido de la zona roja (más de 500 casos de incidencia) y Urnieta puede ser la próxima localidad en hacerlo, ya que después de estar con una incidencia cercana a 3.000 se encuentra ahora en 533,12 después de registrarse solo dos positivos en cinco días.

En Bizkaia hubo el martes otros 459 casos de COVID-19 y la tasa de incidencia por 100.000 habitantes en los últimos catorce días bajó de 720,4 a 706,1, con 26 municipios por encima de esa barrera de 500. En Araba, por último, se detectaron 122 casos y la tasa descendió de 551,8 a 539,3. Solo la capital, Vitoria, está situada en la zona roja.

Otra buena señal es que la presión hospitalaria está bajando, aunque sea a un ritmo lento. El martes se encontraban en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales vascos 137 pacientes con COVID-19, que son cuatro menos que la víspera y nueve menos que el tope de esta segunda ola, registrado los días 13 y 14. En contrapartida, el martes ingresaron con coronavirus 79 personas, la cifra más alta de los últimos días, aunque los pacientes en planta solo suben de 483 a 485.

La tasa de positividad fue el martes del 7%, la más baja desde mediados de octubre, y también desciende la tasa de incidencia