El miedo al cierre de la muga provoca largas colas en Irun

Decenas de vecinos de Iparralde apuraron ayer para comprar tabaco y alcohol

30.10.2020 | 00:23
Largas colas ante un estanco de Behobia durante el día de ayer.

donostia – La mayoría de los estancos de Irun amanecieron ayer con colas de más de una hora, provocadas en gran medida por ciudadanos de Iparralde, como consecuencia del confinamiento general en el que entró el Estado francés esta pasada medianoche y por el miedo al posible cierre de la muga.

Estas colas se dieron un día después del anuncio del presidente de la República, Emmanuel Macron, de confinar el Estado francés como mínimo hasta el 1 de diciembre a partir de la medianoche de ayer. Se trata de la solución drástica a la grave situación sanitaria que vive Francia, cuyo sistema sanitario puede colapsar en noviembre si la extensión de la pandemia no remite en próximas fechas.

La entrada en vigor del confinamiento coincidirá con los últimos días de las vacaciones escolares de Todos los Santos, que también ha supuesto que los puntos turísticos de Iparralde hayan acogido a turistas llegados de distintos puntos de Francia, incluida la capital parisina, como ha podido constatar el comercio irundarra desde el pasado 17 de octubre.

En el caso concreto del tabaco, los ciudadanos franceses pueden transportar de acuerdo a la legislación vigente hasta un máximo de cinco cartones, siempre para consumo propio, una limitación que también afecta al alcohol, que son los dos productos estrella sobre todo en zonas como Behobia y las ventas de Nafarroa.Por el momento, el cierre de la muga no es algo que se haya anunciado. Más aún, el presidente Macron mostró en su alocución televisada del miércoles su voluntad de que permanezca abierta, aunque dejó sobre la mesa la opción de que haya "algunas excepciones".

El presidente Macron mostró su voluntad de que la muga permanezca abierta, aunque apuntó a posibles excepciones