"No estamos en situación de colapso hospitalario"

El Gobierno Vasco dice que el número de camas UCI ocupadas por enfermos COVID-19 es del 30%
Los casos activos en Euskadi son 11.448, con alrededor de 45.000 personas más aisladas por ser contactos estrechos

29.10.2020 | 00:07
El coordinador del Programa de Vigilancia y Control del Gobierno vasco, Ignacio Garitano.

donostia – La segunda ola de la pandemia está golpeando Euskadi con fuerza y son ya muchas jornadas con un número elevado de casos –desde el 14 de octubre no se baja de los 600 positivos diarios en Euskadi y en los últimos seis se ha rondado o superado los 1.000–, lo que, inevitablemente, está empezando a afectar al sistema sanitario. "La presión asistencial es cada vez mayor", reconoció ayer el portavoz del Departamento de Salud del Gobierno Vasco, Ignacio Garitano, quien indicó que Osakidetza ha pasado ya del primero al segundo escenario en el plan de contingencia de las UCIs, que contempla hasta cinco escenarios.

Según los últimos datos ofrecidos por Salud, son 75 los pacientes con COVID-19 que se encuentran en las unidades de cuidados intensivos de los hospitales vascos, lo que supone un 30% de la ocupación de las camas UCI, que en este segundo escenario es de 247. Hace apenas dos semanas, los ingresados en cuidados intensivos eran 50, por lo que la tendencia resulta preocupante. Pero Garitano transmitió tranquilidad. "No estamos en situación de colapso hospitalaria, sin ninguna duda", aseguró. Entre otros motivos, porque "Osakidetza podría alcanzar hasta 620 camas UCI en un quinto escenario". Lo que no especificó el portavoz de Salud es la incidencia en cada territorio u hospital: "No tengo datos desglosados por OSIs, pero trabajamos en red porque es factible mover pacientes de una OSI a otra". Eso sí, dijo que por ahora no tiene "constancia" de que se estén produciendo esos movimientos. Cabe recordar que a los 75 pacientes en UCI con COVID-19 hay que añadir otros 405 que están en planta.

1.164 nuevos casos

Lo cierto es que los contagios siguen disparados en Euskadi, que registró el martes otros 1.164 nuevos casos, la tercera cifra más alta de la pandemia después de los 1.207 y 1.210 de los días 22 y 23 de este mes. Gipuzkoa se vuelve a llevar la peor parte con 511 positivos, lo que supone 98 más que la víspera, lo que hace que la tasa de incidencia por 100.000 habitantes se haya puesto ya en 811,07, muy por encima de 500, que supone entrar ya en lo que el Gobierno Vasco considera zona roja. De los 34 municipios del territorio con más de 5.000 habitantes, son ahora 29 los que superan ese índice de 500, uno menos que en los boletines anteriores después de que Mutriku haya bajado a 487,44. Pero son nueve las localidades cuya tasa es ya superior a 1.000.

En Bizkaia se detectaron el martes 500 casos y su tasa de incidencia se sitúa en 478,8 casos, con doce municipios por encima del umbral de 500. En Araba, mientras, hubo 143 casos, lo que elevó su tasa a 393,6, con una localidad (Salvatierra) situada en la zona roja. Los datos de los tres territorios hacen que en Euskadi la incidencia sea de 582,03. El único dato que ofrece una ligera tregua dentro de esta mala tendencia es que la positividad (número de positivos según pruebas de detección realizadas) el martes fue del 7,5%, la más baja de las últimas jornadas, después de realizase 15.509 pruebas, de ellas 15.070 PCR y 439 de antígenos.

Garitano reveló que los "casos activos" de COVID-19 en Euskadi en estos momentos es de 11.448, lo que implica que haya más o menos 45.000 personas aisladas, ya que se estima una media de 4,4 personas en aislamiento por cada caso positivo. Este labor de encontrar los contactos ha provocado que se haya "acumulado trabajo en el rastreo", aunque tampoco aquí hay una situación de "colapso". Son alrededor de 470 los rastreadores trabajando en la CAV después de que la semana pasada se incorporaran 45 profesionales más y que esta semana se vayan a contratar otros 40.

45 fallecimientos en una semana 

Además del habitual boletín diario, el Departamento de Salud hizo público ayer el boletín semanal, en el que da cuenta de la evolución de la pandemia entre los días 19 y 25 de octubre, cuando se produjeron en Euskadi 45 fallecimientos debido al COVID-19, uno más que la semana anterior, cuando se registraron 44 y se rompió una tendencia a la baja de tres semanas consecutivas. A estos 45 decesos hay que añadir diez más en los que el coronavirus no fue causa directa, aunque los fallecidos habían dado positivo en los dos meses anteriores a su muerte. El total de personas que han perdido la vida con COVID-19 desde el inicio de la pandemia asciende en la CAV a 2.153.

"estrictos" con las medidas 

Esta tesitura ha llevado al Gobierno Vasco a instaurar una serie de medidas restrictivas cuyas consecuencias aún tardarán unos cuantos días en saberse, según el portavoz de Salud: "Es prudente esperar dos semanas. Estamos en un momento claro de subida de casos. Cuando hay 1.000 positivos durante varios días, no es esperable que bajen a la mitad en un par de días, porque esos casos han generado contagios. La pandemia no se puede arreglar en un día o dos".

En este sentido, Ignacio Garitano pidió a la población "respetar las medidas, moverse lo menos posible y limitar las reuniones sociales, protegiendo la burbuja de cada cual". "Somos conscientes del hartazgo de la gente, pero cuanto más estrictos seamos, más contribuiremos a acabar con esto cuanto antes", añadió el portavoz de Salud, que explicó cuándo alguien se considera contacto estrecho de un positivo: "Es quien haya permanecido más de 15 minutos sin mascarilla y a una distancia de menos de dos metros de una persona contagiada. En ese caso hay que aislarse y esperar que Osakidetza se ponga en contacto contigo".

Los cribados masivos, mientras tanto, siguen siendo –además de las medidas restrictivas– la mejor herramienta para evitar que se propague el virus. Garitano se mostró satisfecho de la participación ciudadana en los test, ya que están acudiendo a hacerse la prueba alrededor del 50% de las personas llamadas a participar en los testeos, que están teniendo una tasa de positividad inferior al 2%. En Urnieta se hicieron 1.552 pruebas (16 casos) y en Ordizia y Zaldibia, 2.629 (41 casos). Además, en Beasain y Zumaia, con los datos aún por completar, se han detectado seis y ocho positivos.

incidencia del covid-19

Tasa por 100.000 habitantes

Andoain682,50

Arrasate752,56

Astigarraga1.165,05

Azkoitia1.126,03

Azpeitia1.647,29

Beasain1.603,55

Bergara839,78

Deba808,08

Donostia610,51

Eibar869,85

Elgoibar966,77

Errenteria640,24

Hernani 1.039,32

Irun597,67

Lasarte-Oria584,33

Lazkao792,94

Legazpi889,68

Lezo1.130,78

Oiartzun666,60

Oñati713,34

Ordizia1.985,96

Pasaia742,03

Tolosa975,61

Urnieta2.520,19

Urretxu999,71

Usurbil633,11

Villabona626,48

Zumaia1.811,70

Zumarraga880,52

 

Más de 5.000 habitantes. En este listado solo se incluyen los municipios guipuzcoanos con más de 5.000 vecinos que superan la tasa de 500 casos por 100.000 habitantes.

"Cuando hay 1.000 positivos diarios, no es esperable bajar a la mitad en un par de días"

Ignacio garitano

Portavoz del Departamento de Salud