Educación convocará una OPE de 3.200 plazas durante esta legislatura

El consejero de Educación, Jokin Bildarratz, se marca como objetivo culminar el curso con educación presencial

28.10.2020 | 18:55
El consejero de Educación, Jokin Bildarratz, durante su comparecencia en el Parlamento Vasco

El Departamento de Educación tiene previsto convocar esta legislatura ofertas públicas de empleo cada año con alrededor de 3.200 plazas totales para dotar al profesorado de una mayor estabilidad.

Así lo ha anunciado el consejero de Educación, Jokin Bildarratz, durante su comparecencia en el Parlamento Vasco para explicar los objetivos de su Departamento para los próximos cuatro años, en la que ha reconocido que la pandemia del covid-19 ha puesto de manifiesto la necesidad de profundizar en la mejora del modelo educativo.

Ha agradecido el esfuerzo de los equipos directivos y del profesorado ante esta situación pandémica y ha reiterado que los centros escolares han demostrado estar preparados para impulsar una enseñanza presencial al ser "espacios seguros".

El inicio fue "difícil" pero ha comenzado "bien" y el objetivo es culminar este curso "con la garantía de la educación presencial", ha incidido. Sin embargo, ha señalado que toda la prevención "es poca" y el reto es garantizar la salud y seguridad de los alumnos.

En el turno de réplica a los grupos parlamentarios, el consejero ha reconocido que se han cometido "algunos errores" durante la pandemia y ha citado que en algunas aulas no ha llegado el material requerido de protección como mascarillas aunque ha sido un problema que han solucionado los propios centros con la adquisición del mismo y la reposición posterior por parte del Gobierno vasco.

ESTABILIDAD AL PROFESORADO

Sobre las 3.200 plazas a través de ofertas públicas de empleo, ha dicho que su prioridad es dotar de estabilidad al profesorado y hacer un esfuerzo para reducir la interinidad y consolidar al profesor en un puesto, en un mismo centro.

Durante su comparecencia ha abogado por el diálogo y el pacto para impulsar durante los próximos años una nueva ley Vasca de Educación para afrontar los retos de futuro y actualizar el sistema a los nuevos tiempos, una escuela que promueva el aprendizaje "flexible, personalizado y plurilingüe".

Una educación, ha continuado, basada en la equidad y en la igualdad de oportunidades y en este sentido ha anunciado que cada año se destinarán más de 100 millones de euros en ayudas y becas y ha asegurado que se mejorarán los servicios de transporte y comedor.

En relación a los centros ha anunciado que la autonomía de los mismos se reforzará adecuando las decisiones a las realidades de cada comunidad educativa.

También se ha marcado como objetivo que el 100 % de los centros educativos disponga de su plan de digitalización y su propia plataforma de aprendizaje dirigida al alumno.

La digitalización, ha continuado, también se va reforzar en Formación Profesional, con unas líneas estratégicas dirigidas a la formación dual. Así el objetivo de que 5.000 empresas se sumen a esta iniciativa que facilita el aprendizaje de los alumnos a través del trabajo.

También se pretende que el 60% de los estudiantes de la red pública de la FP estudien en euskera y que ese porcentaje alcance el 55 % en el caso de los centros concertados.

Junto al desarrollo de la Ley vasca de FP, el Departamento de Educación diseñará el VI Plan de FP esta legislatura.
En cuanto al ámbito universitario, ha dicho que se profundizará en la política científica y en la investigación de excelencia y se ha comprometido a aumentar en un 6 % de media anual las inversiones en I+D+i en el ámbito científico o universitario.

Se reforzarán los programas de formación de personal investigador y se captará personal investigador a través de Ikerbasque.

Bildarratz ha adelantado la elaboración de un nuevo plan del sistema universitario 2023-2026 que aumentará los recursos públicos en investigación y desarrollo, que permitirá situar el gasto por alumno "entre los países más avanzados europeos"

Asimismo se ha comprometido a reforzar los programas de becas y ayudas al estudio y a la carrera investigadora, a fomentar la formación en euskera y a impulsar la labor del Consejo Social de la UPV.

Además se promoverá la movilidad internacional del alumnado tanto presencial como virtual y las relaciones entre la universidad y las empresas.