La residencia San José de Ordizia atenderá casos asintomáticos de COVID-19 a partir de mañana

La Diputación realizará 1.500 PCR preventivas en los centros de Tolosaldea, Goierri, Azkoitia y Azpeitia

14.10.2020 | 18:38
Imagen de la renovada residencia San José de Ordizia.

DONOSTIA - La diputada foral de Políticas Sociales, Maite Peña, ha informado de que la residencia San Jose de Ordizia estará operativa a partir de mañana, 15 de octubre, y podrá comenzar a atender a las primeras personas usuarias de las residencias de mayores de Gipuzkoa, positivas y asintomáticas de COVID-19. La diputada ha reiterado la apuesta que sigue realizando la Diputación Foral de Gipuzkoa en la ampliación de plazas destinadas a la atención de personas afectadas de COVID-19: "Nuestra apuesta desde el inicio de la crisis sanitaria ha sido la de proporcionar y adaptar los recursos y servicios necesarios a lo que cada momento requiere, complementando a la atención que se da en las propias residencias". Así, ha recordado que el pasado 15 de marzo de habilitó el centro de la Cruz Roja en Donostia para tal fin, y desde el 8 de mayo, esa función la cumple la planta social del Hospital de Eibar.

Siguiendo con la apuesta de dejar los centros residencias, con casos positivos activos, libres de COVID-19, a las 56 plazas que alberga el centro de Eibar, se le suman otras 58 en la residencia San Jose de Ordizia, de titularidad pública e integrada en el organismo foral Kabia. Por lo tanto, el centro San Jose se destinará, de manera temporal, a la atención de casos COVID-19, asintomáticas, de poca carga viral, y que no requieran de una atención sociosanitaria. "De esa manera, aminoramos las posibilidades de contagio dentro de los centros, y permitimos que los y las residentes sigan pudiendo realizar las salidas y recibiendo visitas", ha subrayado Peña.

El centro de Ordizia fue clausurado a comienzos de junio con el fin de realizar trabajos de remodelación para "adecuar sus instalaciones a las nuevas necesidades", ha puntualizado la diputada. "Esas necesidades y la situación que vivimos a consecuencia de la COVID-19, nos llevan a día de hoy a habilitar más plazas para la atención de casos COVID-19 derivados de las residencias de personas mayores, y es por eso que, temporalmente, el centro de referencia de Ordizia servirá para la atención de esas personas", ha continuado.

Además de compartir el plan de contingencia con los y las trabajadoras del centro, el personal ha recibido la formación necesaria, y contemplada en el seno de dicho plan, para la atención de casos asintomáticos de COVID-19; y a partir de mañana el centro podrá comenzar recibir a los y las primeras residentes. La reforma acometida en el centro de Ordizia cuenta con la instalación de un nuevo ascensor, la adecuación de los vestuarios, un incremento en el número de habitaciones individuales, así como la instalación de un sistema de oxígeno, con una inversión aproximada de 400.000€. "De esa manera, hemos adaptado y preparado el espacio para hacer frente a la COVID-19, y para que así el centro cumpla todas las medidas previstas en su plan de contingencia", ha puntualizado Maite Peña.


1.500 PCR preventivas en Tolosaldea, Goierri, Azkoitia y Azpeitia


Por otra parte, y dada la situación epidemiológica en las comarcas de Tolosaldea, Goierri y Urola Medio, la Diputación Foral de Gipuzkoa, desde hace unos días ha intensificado la realización de pruebas PCR preventivas en las residencias de personas mayores ubicadas en los municipios de Tolosa, Villabona, Zizurkil, Azpeitia, Azkoitia, Beasain, Segura y Legazpi.

Así, entre el 9 y el 16 de octubre, los equipos conformados por profesionales de la Diputación y DYA, realizarán más de 1.500 pruebas PCR entre las personas usuarias y trabajadoras de los centros residenciales ubicados en esos municipios, con el objetivo de prevenir y, en su caso, detectar y frenar, la entrada del virus en estos centros. Además, se seguirán realizando en ese periodo los mapeos planificados con anterioridad en las residencias ubicadas, por ejemplo, en Arrasate, Oñati, Donostia, Bergara, Elgoibar, Errenteria, Mutriku o Eibar.

La red residencial de Gipuzkoa cuenta con un total de 65 centros y 5.425 plazas para la atención de personas mayores, y en el trabajo de prevención que la Diputación Foral de Gipuzkoa sigue realizando en todos los centros del territorio, desde julio, la Diputación y DYA han realizado más de 24.000 pruebas PCR.