Los centros escolares vascos no son un lugar de contagio

El número de aulas clausuradas por algún positivo ya baja del 1% del total

03.10.2020 | 00:16

donostia – El temido impacto del coronavirus en los centros escolares vascos no ha sido tal, y día a día se constata un descenso en el número de clases afectadas. Un total de 156 aulas de Euskadi se encuentran actualmente clausuradas tras detectar algún caso positivo de COVID-19, lo que supone el 0,89% de las 7.554 aulas existentes, según el Departamento de Educación del Gobierno Vasco. Tampoco hay ningún centro con la actividad educativa presencial suspendida. Como ejemplo de este descenso cabe señalar que hace solo diez días, el número de clases con algún alumno o profesor positivo se elevaba a 268.

"Hemos detectado unos pocos centros donde hay más de un caso en la misma aula. Pero sigue siendo muy difícil saber si el contagio se ha producido en clase o fuera porque normalmente se trata de grupos de convivencia también en el exterior del centro", explica el responsable del Control y Vigilancia de la epidemia, Ignacio Garitano.

De hecho, Salud constata desde el inicio del curso un descenso de positivos en los grupos de 3 a 16 años. A mediodía de ayer, 114 centros tenían alguna clase cerrada, 17 menos que el día anterior. Y en total, 156 aulas estaban clausuradas, 34 menos.

sin colapso en los juzgados En otro orden de cosas, la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal afirmó ayer que "no existe una situación de colapso" de la actividad judicial y defendió que en Euskadi se han puesto en marcha "múltiples y eficaces" iniciativas en estos últimos meses para recuperar la actividad.

Según la consejera, durante el estado de alarma existió una paralización de trámites y plazos procesales, salvo los que se declararon esenciales, "que ha supuesto que al reanudarse la actividad exista una acumulación de asuntos pendientes y nuevos". Además, reconoció que antes de la pandemia había órganos judiciales en alguna jurisdicción con una litigiosidad "desbordante" y señaló que las consecuencias socioeconómicas de esta crisis "posiblemente incrementen la litigiosidad, especialmente en el orden social".

Sobre la posibilidad de señalar vistas a las tardes, destacó que se trata de una medida que se planteó como "protección laboral frente al covid" e indicó que dicha posibilidad sólo se habilitaba hasta el 20 de septiembre.