Las agresiones sexuales bajaron a la mitad este verano

La Ertzaintza atribuye este descenso a las medidas adoptadas para combatir la pandemia, como el confinamiento o la suspensión de las fiestas

25.09.2020 | 01:22
Operación en Bizkaia contra la trata de personas, en junio. Foto: Efe

donostia – La crisis causada por la pandemia de COVID-19 ha "condicionado" la criminalidad en Euskadi al bajar los delitos un 16,9% durante el verano, un descenso que alcanza el 50% en el caso de las agresiones sexuales.

El Departamento de Seguridad informó que con el inicio del estado de alarma los delitos se redujeron "notablemente", sobre todo durante el confinamiento.

No obstante, en verano la tasa de criminalidad ha descendido de forma generalizada en comparación con el mismo periodo del año anterior. Así, la Ertzaintza ha registrado entre julio y agosto 13.213 infracciones penales, es decir, 2.695 delitos menos que el pasado año.

Las agresiones sexuales han descendido un 50% al pasar de 48 a 24. En Bizkaia los casos han bajado de 30 a 13 y en Gipuzkoa de 15 a 5, pero en Álava han aumentado de 3 a 6.

En general los delitos contra la libertad sexual han experimentado una disminución del 22,5% (de 93 a 72), algo que Seguridad relaciona con las medidas tomadas para combatir la pandemia, como el confinamiento, las limitaciones de movilidad, la limitación de horarios de hostelería y la suspensión de fiestas patronales.

El confinamiento motivó que abril se cerrara con el menor número de delitos contra la libertad sexual de los últimos 14 meses, con 19 casos. Este tipo de delitos fue subiendo de manera gradual en la desescalada hasta llegar a 55 en julio, un valor "similar" al del año anterior. No obstante, en agosto hubo un descenso del 25% con respecto del mes anterior y del 52% respecto a 2019.

En cuanto a los homicidios, en verano hubo dos, la misma cifra que el año pasado, y ambos casos fueron resueltos. Los homicidios y asesinatos en grado de tentativa han pasado de 2 a 6 casos.

El maltrato en el ámbito familiar, que incluye tanto la violencia machista como la doméstica, aumentó un 6,8%, al pasar de 764 a 816 casos. El mayor incremento se dio en Álava con un 12% (de 108 a 121), seguido de Gipuzkoa con un 6,6% (de 242 a 258) y Bizkaia con un 5,56% (de 414 a 437).

Los delitos contra el patrimonio, bajaron un 22,7%. Los robos con violencia o intimidación cayeron un 16,5% (de 254 a 212 casos) a pesar de que solo se redujeron en Bizkaia donde pasaron de 195 a 135 casos (-30,7%) y subieron Gipuzkoa de 36 a 48 y Álava de 23 a 29 casos.

Los robos en vivienda descendieron casi un 23% en el conjunto de Euskadi: un 50,9% en Álava y un 33,7% en Bizkaia, pero ascendieron un 19,9% en Gipuzkoa.