El deporte escolar comenzará en octubre limitando el contacto físico

"Paralizar totalmente Eskola Kirola ocasionaría un gran perjuicio al alumnado con menos posibilidades, suprimiendo sus opciones de actividad extraescolar"

14.09.2020 | 11:46
El deporte escolar comenzará en octubre limitando el contacto físico

DONOSTIA. La entidad foral va a destinar 50.000 euros para asistencia técnica y compra de materiales con el objetivo de que los centros escolares puedan adaptarse a los protocolos establecidos. También se ha tenido muy en cuenta el perjuicio que la paralización de Eskola Kirola ocasionaría al alumnado con menores posibilidades económicas que vería disminuida y, en muchos casos, suprimidas sus opciones de acceder a una actividad extraescolar básica para su desarrollo emocional y social. El curso pasado, el 79% del alumnado matriculado en Enseñanza Primaria participó de alguna manera en el programa de deporte escolar en Gipuzkoa. Asimismo, se ha tomado en consideración la incidencia especialmente negativa en el deporte femenino, al reforzar la tendencia al abandono temprano de la práctica deportiva por parte de las niñas.

Para poder participar en los programas de deporte escolar de la campaña 2020-2021, las entidades organizadoras de actividades y competiciones de disciplinas deportivas deberán garantizar su desarrollo sin contacto físico y manteniendo la distancia mínima de seguridad entre personas, adaptando si fuera preciso sus reglas de juego para cumplir con esta norma. En el caso de que no sea materialmente posible reproducir la disciplina sin el cumplimiento de estas medidas, las entidades organizadoras también podrán proponer otras actividades o competiciones alternativas que estén vinculadas de una u otra forma a la disciplina deportiva.

Todos los monitores implicados en el Deporte Escolar deberán realizar un curso de formación puesta en marcha por la Escuela Vasca de Deporte. Para ello deberán inscribirse en estos cursos antes del 30 de septiembre, aunque después de esta fecha, está previsto mantener la oferta del curso. El monitor o monitora o entrenador o entrenadora deberá explicar a las y los deportistas las medidas preventivas y de higiene implantadas y las normas y/o posibles restricciones que se aplican a la actividad.

Con el fin de reducir el número de contactos, las actividades, entrenamientos o competiciones se realizarán, en la medida de lo posible, con grupos reducidos. En los entrenamientos y en las sesiones de actividades docentes, de detección, recreativas o deportivas, las personas participantes deberán organizarse en grupos o subgrupos de hasta quince personas, incluido el personal técnico necesario para el desarrollo de la actividad.

Además, las sesiones o entrenamientos serán de carácter individual y se mantendrá la distancia mínima de seguridad. En la medida de lo posible, se ha de evitar el uso compartido de materiales. A los materiales de uso común imprescindibles para la competición/actividad se les aplicarán las medidas de higiene y limpieza recomendadas. El resto de materiales (bebidas, alimentos, medicamentos, etc.) no podrán ser compartidos.

Estas propuestas deberán contar en todo caso con el visto bueno de las administraciones competentes. Respetando estos parámetros, el Departamento de Cultura y Deportes considera que los centros escolares son entornos seguros para la práctica deportiva. El plazo de inscripciones se abrirá el 21 de septiembre y se cerrará el 31 de diciembre. El inicio de la actividad deportiva de los alevines, infantiles, Jolashezi y Multideporte se mantendrá como en años anteriores el 1 de octubre, siempre ligada a la evolución que tenga la pandemia provocada por la Covid-19.

El diputado de Cultura y Deportes, Harkaitz Millán, ha subrayado la importancia de que la infancia y la juventud puedan mantener, en las actuales circunstancias impuestas por la Covid, las opciones educativas, de ocio y socialización, en entornos ordenados, protegidos y seguros. Restringir totalmente actividades, como la deportiva, tiene consecuencias sicológicas y perjudican el bienestar emocional, provocando en ocasiones un efecto contraproducente al derivar el ocio y las relaciones sociales de los jóvenes hacia actividades menos beneficiosas que el deporte y con un riesgo notablemente mayor de contagio del virus, tal y como se ha podido comprobar en la época vacacional. "El deporte practicado en entornos seguros es uno de los mejores aliados para que niñas y niños, y la ciudadanía en general, mejoren su salud y estado físico y puedan superar la situación creada por la pandemia de la manera más saludable posible".