Once casos más en las residencias de Gipuzkoa

Cuarta víctima mortal en el último mes, una residente de un centro de Hernani con 103 años

09.09.2020 | 00:47
Dos mujeres pasean con las mascarillas puestas. Foto: Iker Azurmendi

donostia – Una residente de 103 años del centro Santa María Magdalena de Hernani ha fallecido en las últimas horas y se convierte en la cuarta víctima mortal del COVID-19 en las residencias de personas mayores de Gipuzkoa desde que se destapó el primer caso de esta segunda ola el pasado 11 de agosto. Todo ello en una jornada en la que se detectaron once nuevos positivos. Tres en el mismo centro hernaniarra en el que ha fallecido la anciana de 103 años, cinco en el centro Alai-Etxe de Donostia y tres en Sagrado Corazón de Errenteria. Por otra parte, la portavoz foral Eider Mendoza informó de que otras dos personas residentes en el complejo Hermano Garate– San Ignacio de Donostia han superado la enfermedad.

A día de hoy son cuatro las residencias que cuentan con casos activos de COVID-19: Hermano Garate – San Ignacio (2), Santa María Magdalena (29), Sagrado Corazón (14) y Alai-Etxe (6). Por tanto, suman 51 casos activos en COVID-19 entre las personas usuarias de los centros residenciales de personas mayores, tres ya han superado la enfermedad, y cuatro han fallecido desde que se dieran los primeros positivos el pasado 11 de agosto. La red residencial de Gipuzkoa cuenta con un total de 65 centros y 5.425 plazas para la atención de personas mayores.

La portavoz de la Diputación foral de Gipuzkoa, Eider Mendoza, informó además de que actualmente hay 123 casos positivos en COVID-19 en la red foral de recursos de políticas sociales, a los que se suma otro de un menor que está siendo atendido por la institución foral al encontrarse sus padres ingresados con la enfermedad.

De estos positivos, 42 corresponden a usuarios de residencias de mayores; 48 a trabajadores de estos centros; 17 a usuarios de centros de día; dos al centro Argixao de Zumarraga; otros nueve a usuarios de recursos para personas con discapacidad; y otros cuatro de centros de inclusión.

La Diputación, en colaboración con profesionales de DYA, ya ha realizado 11.380 pruebas PCR en los recursos forales.