El cribado de Donostia lleva a Gipuzkoa a su récord de contagios

Se han detectado 215 nuevos positivos en 24 horas, mientras el máximo hasta la fecha se había producido el 26 de marzo, con 143

27.08.2020 | 00:25
Una sanitaria toma la muestra para realizar la prueba PCR durante el cribado masivo entre clientes de las dos discotecas de Donostia.

donostia – Faltan unos días todavía para terminar agosto, el mes veraniego por excelencia en un territorio industrial como el nuestro, a las puertas de la vuelta al cole y Gipuzkoa registró ayer una cifra récord de contagios diarios, 215 en un solo día. Un 50% más que el 26 de marzo, la jornada en la que más casos se habían detectado hasta la fecha. Fueron 143 entonces. Los casos notificados ayer son un 50% más, mientras que en el conjunto de Euskadi las cifras tampoco ceden: 700 contagios más en un solo día, el tercer peor registro durante la pandemia. La peor cifra se registró la semana pasada, con 724. Por cierto, Gipuzkoa está a un paso de dejar de ser el territorio vasco con menos contagios totales. La diferencia es de apenas 300 casos que, al paso actual, se podrían amortizar esta misma semana.

Se veía venir. Gipuzkoa llevaba ya varias jornadas seguidas por encima de los 100 contagios diarios, cifras que no se veían desde la última semana de marzo. Solo faltaba encontrar un foco, buscar en la madriguera, y esto ocurrió el lunes cuando se inició un cribado masivo entre los clientes de dos discotecas donostiarras. La dispersión de los casos había impedido iniciar la semana pasada una búsqueda específica. Había zonas de concentración de casos en Donostia, sí (lo admitió la consejera Nekane Murga), pero no era suficiente. Faltaba un rastro claro, un foco visible. Se encontró el lunes y no se descarta que pueda haber más.

Aunque el Departamento de Salud no ha dado cifras de cuántas PCR ha realizado en este screening masivo entre los usuarios de los locales Komplot y Channel (antigua Tropical Disco) entre el lunes y martes, los primeros resultados comenzaron a recibirse el martes y se plasmaron ya en el informe diario elaborado ayer. La consecuencia: récord de contagios diarios en Donostia, 91, frente a los 73 del domingo, que ya eran una cifra desconocida. Y además se registraron aumentos notables de positivos en otras localidades cercanas, como es el caso de Lasarte-Oria o Errenteria.

Es buena señal, porque el cribado de Donostia estaría dando sus frutos, a falta de confirmación oficial. La otra conclusión es inquietante. A más pruebas realizadas, más positivos. Entre ellos, muchos asintomático o presintomáticos.

Sin embargo, la situación no es comparable, dicen los expertos, a la de marzo y abril. Hoy se detectan muchos asintomáticos, mientras que entonces solo se diagnosticaba a quienes mostraban casos severos que requerían de atención médica.

De hecho, el coordinador del Plan de Vigilancia COVID-19 en Euskadi, Ignacio Garitano, explicó ayer que, según un estudio realizado, en la primera ola de la pandemia, en marzo, el día que en Euskadi hubo un pico con 700 casos, en realidad, si se hubiesen tenido las mismas PCR que ahora y la misma manera de diagnosticar, se habrían diagnosticado 6.000 personas ese día.

Por ello, descartó hacer comparaciones entre la curva de la primera y la segunda ola, la actual, el famoso rebrote, porque parecen "iguales en tamaño y nada más lejos de la realidad". "La primera curva fue enorme, lo que pasa es que no la hemos visto, sabemos que ha sido gigante y la de ahora es enana y está mucho más tumbada", explicó. Por cierto, los positivos son de todas las edades. Niños también.

Los casos diarios se disparan a 91 en Donostia, donde suman 387 positivos en apenas seis días, tras la 'no Semana Grande'

Euskadi habría detectado unos 6.000 casos diarios a finales de marzo, en la ola inicial, si se hubieran realizado tantas PCR como ahora