alerta mundial por el coronavirus

Las farmacias de Gipuzkoa, surtidas ante la obligatoriedad del uso de mascarillas

Los farmacéuticos recomiendan el uso de las quirúrgicas y dejar las FFP2 a los profesionales que las necesiten

20.05.2020 | 00:07
Una farmacéutica muestra varios lotes de mascarillas.

DONOSTIA – La obligatoriedad de utilizar mascarillas en los espacios cerrados e incluso en la calle cuando no se puede mantener una distancia de dos metros entre personas, orden que se hará publica hoy en el BOE donde se especificarán las condiciones, hace prever que la demanda de este elemento de protección se eleve. Aunque así sea, y a la espera de ver la reacción de los consumidores, las farmacias del territorio están bien surtidas, sobre todo de mascarillas quirúrgicas.

Juan Piera, gerente de la Distribuidora Farmacéutica de Gipuzkoa (DFG), asegura que en la actualidad "las mascarillas se están distribuyendo con bastante normalidad, aunque haya cierto racionamiento, pero tenemos suficientes y tenemos pedidos en camino muy fuertes para poder abastecer a todo el mercado de Gipuzkoa".

Queda por ver cuál es la reacción de los compradores y "cuánto aumenta la demanda y de qué tipo de mascarillas". Pese a todo, los pedidos en marcha permiten asumir "un incremento importante" de dicha demanda.

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Gipuzkoa (COFG), Miguel Ángel Gastelurrutia, coincide con Piera al señalar que, de momento, no hay problemas de abastecimiento en las farmacias del territorio. "Ahora mismo los almacenes están surtidos y no tiene porqué haber problemas", añade.

Las mascarillas que están de camino "son de todo tipo", aunque a nivel de ventas las más solicitadas son las quirúrgicas, seguidas de las FFP2. Las higiénicas son, en todo caso, menos recomendables dado que presentan un menor grado de protección.

Gastelurrutia, por su parte, realiza una puntualización al respecto. Siendo la de las mascarillas quirúrgicas las más solicitadas, según el presidente del COFG la demanda de las FFP2 es "mayor de la que debería ser", ya que estas mascarillas, más escasas, deberían destinarse a quienes verdaderamente la necesitan.

"Se ha extendido la idea de que la FFP2 es mejor. Es verdad que tiene mayor protección ante el contagio o para evitarlo, pero en una situación de cierta dificultad de abastecimiento estas mascarillas deberían destinase al personal sanitario, a quienes cuidan de enfermos o a la población de riesgo", añade Gastelurrutia. "En una situación en la que la mayoría de personas salen a la calle con mascarilla, la quirúrgica debe de ser suficiente. Para hacer la vida normal es suficiente. Pero si en el mercado hay suficiente FFP2 y la gente quiere gastarse más dinero, que lo haga, aunque con la quirúrgica basta", apostilla.

El presidente del COFG quiere poner el acento en el hecho de que la mascarilla es un elemento auxiliar y que lo fundamental es mantener la distancia. "Que no parezca que porque llevo mascarilla no tengo obligación de mantener la distancia. Es fundamental, con el lavado de manos", apunta.

El precio de las mascarilla quirúrgica establecido por el Gobierno del Estado, 0,96 euros, es el que se "está respetando", asegura Juan Piera, aunque se pueden encontrar también más económicas. En el caso de las FFP2 el precio varía, dependiendo de a qué proveedor se compren.

Desde el Colegio de Farmacéuticos ya en su día se lanzó la recomendación de cobrar "el precio de coste", aunque en la actualidad en el caso de las quirúrgicas al haber logrado material más económico salen al mercado más baratas. En las FFP2 el precio depende de "cuándo y a quién" se ha comprado el material, no tanto de su calidad ya que deben de respetar unos "estándares" concretos para obtener la clasificación.

Respecto a la procedencia del material, explica Piera, "aunque alguna partida proceda de proveedores estatales", la mayor parte de los pedidos llegan de China. Pese a todo, la DFG espera que el suministro más cercano se reactive en breve y "los laboratorios habituales" les puedan surtir.

A los puntos de venta de mascarillas se le han sumado, por ejemplo, los supermercados, donde las quirúrgicas se comercializan por paquetes porque, explica Piera, en estos establecimientos no pueden venderse por unidades, algo que sí pueden hacer las farmacias, ni tampoco pueden vender las FFP2. Sí pueden ofrecer las higiénicas, con menos protección y "que se han creado a raíz del COVID".

En similares términos se expresa Gastelurrutia, que subraya que este tipo de mascarillas "no garantizan ningún tipo de filtrado más allá del que puede aportar, por ejemplo, un pañuelo. En Euskadi no han tenido prácticamente implantación", subraya. "Una higiénica es esa mascarilla que se puede hacer en casa cosiendo y aquí no ha tenido el apoyo del departamento de Salud", concluye.

El BOE publica hoy la orden para el uso de mascarillas en espacios públicos cerrados y en la calle cuando no haya dos metros de separación