Arriola plantea implantar una tasa disuasoria que grave enviar residuos al vertedero

Pide a las empresas que "integren la gestión de desechos como lo que son, costes de producción"

26.02.2020 | 15:32
Imagen del vertedero de Epele.

DONOSTIA - El consejero Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda de Gobierno Vasco, Iñaki Arriola, cree "necesario introducir, cuanto antes", una tasa ecológica de vertido de residuos "consistente" que resulte "disuasoria" y también desanime a las empresas a utilizar el recurso "fácil" de la eliminación de los residuos, cuando "hay otras alternativas".

Arriola ha realizado este anuncio durante su intervención inaugural de la cuarta edición del Basque Ecodesign Meeting (BEM) en Bilbao, en la que ha resaltado que "el desastre humano y ambiental que se ha producido en el vertedero de Zaldibar, cuyas causas y responsabilidades habrá que determinar en su momento, tiene que llevar a una profunda reflexión sobre el modelo de economía circular que Euskadi necesita construir".

En ese sentido, ha considerado que esa tasa o canon sobre vertido de residuos debe ser "finalista" para así ayudar a "potenciar las soluciones tecnológicas y la valorización de los residuos".

Igualmente, el consejero ha pedido a las empresas vascas que integren "de forma clara y transparente la gestión de los desechos como lo que es, un coste de producción", si se quiere avanzar con ello hacia "un nuevo modelo de gestión de los residuos sostenible".

En este punto, el consejero vasco también ha planteado que las instituciones utilicen sus "herramientas legislativas y fiscales" para que el vertido se convierta en "la última opción que utilicen las empresas" porque es necesario "replantear a fondo el modelo de gestión de residuos" y "no resulte tan cómodo y tan barato optar por el vertido como hasta ahora".

El consejero ha remarcado que contar, como Euskadi, con una economía industrial implica "elevadas cantidades de residuos", en torno a 6,3 millones de toneladas anuales, de las que el 60% de esas toneladas es de origen industrial, el 21%, residuos de construcción y demolición y el 19%, residuos urbanos.

De esas toneladas, el 58% se recicla, el 6% se traslada a instalaciones de valorización energética y el 37% se deposita en vertederos y aunque desde 2010 el reciclaje ha aumentado en Euskadi un 6%, es una cantidad que "no es suficiente", ha advertido Arriola.

Por esa razón ha defendido como "necesario introducir cuanto antes y sea factible" una tasa ecológica de vertido "disuasoria, que desanime a utilizar el recurso fácil de la eliminación de los residuos cuando hay otras alternativas".

MERCADOS SECUNDARIOS

Dicho canon deberá ayudar "a potenciar las soluciones tecnológicas y la valorización de residuos" y junto a esas herramientas legislativas y fiscales "el vertido deje de contemplarse como la primera opción a la hora de gestionarlos".

Entre las medidas para reformular el modelo de gestión, el consejero Arriola ha apostado por "desarrollar un mercado secundario de materiales" para que la valorización de residuos "sea rentable". También ha apostado por impulsar iniciativas de aprovechamiento que, "aunque supongan un mayor coste económico, redunden en un menor impacto ambiental".

Arriola ha insistido en que "no es aceptable ni sostenible" la tendencia actual en materia de desechos, y ha señalado que, "aunque los vertederos no desaparezcan, tienen que ser la última salida una vez agotadas las posibilidades" de reciclaje, valorización o reincorporación al sistema productivo.

El consejero ha destacado la importancia de apostar por la economía circular, eje del Basque Ecodesign Meeting, uno de los principales encuentros de ecodiseño de Europa. En esta cuarta edición, reúne en el palacio Euskalduna de Bilbao hasta el viernes a 700 profesionales de empresas y profesionales del ámbito técnico y académico especialistas en sectores como maquinaria, eléctrico, renovables, transporte o movilidad, así como envase y embalaje, alimentación, las TIC, los materiales de construcción o el mobiliario.

Asimismo ha indicado que esta cuarta edición de la cita "se celebra en un contexto en el que la Unión Europea plantea una nueva política medioambiental plasmada en el denominado Pacto Verde, para impulsar el cambio hacia un sistema energético y económico mediante una transición justa y socialmente equitativa".

AGENDA 2030

En esa estrategia ha enmarcado Arriola las medidas aprobadas en Euskadi, dirigidas a lograr que "en 2030 la facturación de las empresas vascas en productos más circulares aumente hasta los 10.000 millones de euros, se generen más de 3.000 puestos de trabajo en economía circular y las emisiones de carbono asociadas al consumo se reduzcan un 26%".

El BEM 2020 tiene carácter bianual y está dirigido a dar a conocer las principales tendencias y novedades normativas en materia de ecodiseño y economía circular.

La jornada de apertura de este miércoles se ha iniciado con la inauguración de una exposición en el propio Euskalduna con más de 130 productos ecodiseñados y fabricados íntegramente en el País Vasco por 98 empresas. La muestra permanecerá hasta el domingo y desde el viernes se abrirá al público con carácter gratuito.

La exposición, titulada "20 años de ecodiseño Made in Euskadi" exhibe desde un autobús a prendas de vestir, eslabones de cadenas de grandes dimensiones, lámparas, ventanas, envases y botellas.

Respecto a la muestra, Arriola ha subrayado que sirve para reflejar la "excelencia alcanzada por el tejido industrial vasco en economía circular" y el liderazgo de Euskadi en materia de ecodiseño, donde ha destacado que en el País Vasco existen 55 empresas certificadas en ecodiseño, la mitad de las existentes en el conjunto del Estado, que han desarrollado 43 productos con declaración ambiental, cifra que representa el 31% de las declaraciones de toda España.

Esas 55 empresas certificadas en Euskadi en el sector representan el 5% del total mundial, el mismo porcentaje que países de las dimensiones de Australia y el doble que Argentina, Noruega o Alemania, entre otros.

En la primera jornada, bajo el lema 'A punto para la nueva economía', los asistentes han abordado los retos y tendencias del ecodiseño y han explicado los avances de las empresas vascas.

También se ha firmado el acuerdo entre ONU Medio Ambiente y el Gobierno Vasco para impulsar la Iniciativa Ciclo de Vida, una estrategia impulsada por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente que busca que el ciclo de vida de los productos y servicios sea sostenible, mediante el cual, Euskadi apoyará a países en desarrollo en el camino hacia la economía circular y el ecodiseño.

En la segunda sesión de este jueves se realizará un recorrido a las dos décadas de ecodiseño 'made in Euskadi' a través de 50 casos prácticos de compañías radicadas en el territorio, muchas de ellas pymes. La última sesión del viernes 28 estará dedicada en exclusiva a las nuevas generaciones, bajo el lema "El poder de la gente joven - Líderes en una nueva economía circular", y contará con la presencia de 200 estudiantes de universidades vascas y que cursan FP.

Las ventas de las empresas vascas del sector de la economía circular superan los 2.500 millones de euros anuales, según cifras de 2018, por productos y servicios.