Imputados dos miembros de ETA por el asesinato de dos ertzainas en Beasain en 2001

El juez de la Audiencia Nacional Joaquín Gadea considera "necesario, útil y pertinente" realizar un nuevo cotejo de las evidencias de huellas y ADN

23.11.2021 | 15:55
Homenaje tributado a los dos agentes asesinados hoy en Beasain

El juez de la Audiencia Nacional Joaquín Gadea ha acordado citar a declarar como investigados a los miembros de ETA Mikel Carrera Sarobe, 'Ata', e Itxaso Zaldua por su presunta participación en el asesinato de dos agentes de la Ertzaintza hace hoy 20 años en Beasain.

En un auto, el magistrado considera "necesario, útil y pertinente" avanzar en el esclarecimiento de los hechos investigados y acuerda, además de interrogarles, realizar un nuevo cotejo de las evidencias de huellas y ADN de ambos y de las restantes personas a las que se ha ido realizando el cotejo en esta causa para poder concretar su participación en los hechos.

Gadea acuerda estas diligencias a raíz de un informe de la Guardia Civil sobre la participación de varias personas en el atentado en el que murieron los ertzainas Ana Isabel Arostegi y Francisco Mijangos Martínez.

La resolución indica que existen indicios de "singular fuerza incriminadora" respecto de la participación de Carrera Sarobe y de Zaldua, expresa de ETA detenida en julio pasado en Hernani por su presunta participación en el asesinato del presidente del PP de Aragón Manuel Giménez Abad, en mayo de año 2001.

De Ata señala que su ADN fue localizado en unos guantes que se encontraban en una bolsa junto con varios casquillos "percutidos por el mismo arma utilizada para el asesinato de los dos agentes".

Además ambos eran integrantes del comando Basajun de ETA y a los dos se les atribuye la autoría del asesinato de Giménez Abad con el mismo modus operandi que el de los dos ertzainas de Beasain.

El informe policial pone de manifiesto el avance en técnicas criminalísticas relacionadas con identificación con ADN que permite, en este momento, avanzar en el esclarecimiento de los asesinatos de los dos agentes de la Ertzaintza.

Según recuerda el auto, el 23 de noviembre de 200, a las 19.15 horas, fueron asesinados en la localidad de Beasain los dos ertzainas por dos personas, que se les acercaron por detrás, y les dispararon a bocajarro.

Esta acción fue reivindicada por ETA el 1 de diciembre de 2001 en el periódico francés Le Journal y al día siguiente en los diarios "Gara" y "Egunkaria".

Según los testigos presenciales, en los hechos habrían participado dos personas: un hombre, de entre 25 y 30 años, de altura aproximada entre 1,75 y 1,80 metros, y una mujer de unos 25 años de edad y una estatura aproximada de 1,65, ambos portando gafas de montura gruesa, guantes y ropa de abrigo.

En el lugar de los hechos fueron encontradas cuatro vainas percutidas de las armas utilizadas en el atentado, cuyos autores huyeron hacia la estación de tren y se marcharon en un Peugeot 405.

En la inspección ocular del vehículo, una vez recuperado, se obtuvieron huellas y restos de ADN, uno puro de varón, procedente de un peine, y dos mezcla.

Estos rastros han sido cotejados con muestras biológicas obtenidas de 36 miembros de ETA, que estarían operativos, según la información policial disponible, en la fecha de comisión de los hechos.

Hasta ahora no han sido identificadas, no obstante, se siguen realizando cotejos en las distintas bases de datos, dice el auto.

El juez ordena en este sentido realizar un nuevo cotejo de las evidencias (huellas y ADN) de Carrera Sarobe y de Zaldua, así como de las restantes personas a las que se han realizado este cotejo en este procedimiento, "a fin de poder concretar su participación en los hechos".

Se han revisado las declaraciones de los testigos sobre las dos personas, varón y mujer, que intervinieron de forma coordinada.

noticias de noticiasdegipuzkoa