Urkullu prepara un decreto para paliar el fin del estado de alarma

El Gobierno Vasco también adelanta a mayo la aprobación de la cuarta edición de Bizi Berri

17.04.2021 | 00:58
Iñigo Urkullu en un momento de su intervención en el Pleno de ayer del Parlamento Vasco. Foto: Efe

donostia – Ante el hipotético decaimiento del estado de alarma el próximo 9 de mayo –hay recordar que va a depende mucho de lo que suceda el 4 de mayo en las elecciones en Madrid–, el lehendakari Urkullu anunció ayer en el Parlamento Vasco que se aprobará un nuevo decreto autonómico de medidas contra el covid, así como la actualización del plan Bizi Berri, que actualmente se encuentra en su tercera edición.

Además de reiterar su apuesta por ampliar el estado de alarma más allá del 9 de mayo, el jefe de Ejecutivo vasco, y ante las preguntas de la oposición respecto a la gestión de la crisis sanitaria por parte de su Gobierno, anunció que la aprobación de la cuarta edición de Bizi Berri se adelantará a mayo con el fin de "contemplar el hipotético escenario" que se abriría una vez concluido el estado de alarma. Hay que recordar que Bizi Berri es el plan que guía las actuaciones del Gobierno Vasco frente a la pandemia. El plan se actualiza con una periodicidad trimestral, y la próxima revisión estaba prevista para junio.

Además de la aprobación del plan Bizi Berri, Urkullu desveló que el pasado martes se puso en contacto con los técnicos que le asesoran sobre las medidas a adoptar frente a la pandemia, a quienes pidió que estudien fórmulas para articular nuevas medidas para un escenario en el que no se cuente con la "cobertura jurídica actual".

Nuevas medidas En este sentido, explicó que propondrá al Consejo Asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI), que es el órgano encargado de aprobar las medidas contra el coronavirus, la necesidad de alcanzar un acuerdo interinstitucional para aprobar un nuevo decreto de medidas frente al covid-19. El objetivo –según aseguró– es "anticipar" el escenario que se puede abrir tras el 9 de mayo si no se prorroga el estado de alarma.

El lehendakari, en todo caso, afirmó que tiene "el deseo y la esperanza" de que "no sea necesario" adoptar estas nuevas medidas, dado que las que se encuentran vigentes son bastante "severas". Según Urkullu, las que se han demostrado "más eficaces" son la limitación de la movilidad y de los encuentros "fuera de la burbuja habitual" de convivencia, especialmente los que se producen en lugares cerrados y sin ventilación.

"Las medidas restrictivas se han mostrado eficaces para frenar la expansión de la pandemia", manifestó el lehendakari, que anunció que su Gobierno va a "perseverar en lo que se puede hacer". "Lo que está demostrado que es jurídicamente seguro es el estado de alarma", añadió.

En este sentido, afirmó que, mientras no se modifique la Ley de Medidas Especiales de Salud Pública para ampliar la cobertura jurídica de las restricciones frente al covid, es "necesario" mantener el estado de alarma. "La alternativa no puede ser la nada", manifestó. Asimismo, indicó que tiene la voluntad de colaborar con la oposición para "el contraste y aprobación" de la proposición de ley de gestión de la pandemia presentada por el PNV y el PSE en el Parlamento Vasco.

Junto a estas medidas, Urkullu aseguró que la estrategia del Gobierno Vasco incluye mantener la línea "constructiva" de "acuerdo y concertación", tanto a través de una interlocución "bilateral" con el Ejecutivo de Pedro Sánchez y con la participación en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Voces críTICAS Ante el anuncio de Urkullu, la oposición se mostró crítica con la actuación del lehendakari. La portavoz de EH Bildu, Maddalen Iriarte, criticó la falta de "coherencia" del Gobierno Vasco a la hora de abordar la gestión de la crisis sanitaria y reprochó que la única respuesta ante esta situación sean "apaños". Iriarte, además, denunció que el hecho de que la seguridad jurídica de las medidas preventivas que adopta el Gobierno dependa de un estado de alarma aprobado en el Congreso, evidencia de forma "cruda" la "profunda dependencia" respecto al Estado español.

Por el grupo PP+C's, Carlos Iturgaiz denunció que el Ejecutivo vasco está "bloqueado" y "sin saber que hacer" ante la crisis sanitaria, por lo que le invitó a seguir el "ejemplo" que, a su juicio, supone la gestión de Díaz Ayuso en Madrid. Por su parte, la única parlamentaria de Vox, Amaia Martínez, afirmó que el lehendakari "mendiga" a Sánchez mantener el estado de alarma para seguir imponiendo restricciones "con arbitrariedad y opacidad".

Final ante el barça

Toque de responsabilidad. Urkullu se refirió también a la final de Copa que disputa esta noche el Athletic ante el Barcelona. A tenor de lo sucedido el pasado día 3 en la bilbaina calle de Pozas con motivo de la anterior final disputada por el cuadro rojiblanco frente a la Real Sociedad, el lehendakari invitó a quienes vayan a seguir el partido contra el conjunto blaugrana a que vean la final desde sus casas y a que las celebraciones con motivo de este evento se realicen también desde el propio domicilio, sin más compañía que "la unidad de convivencia habitual". "La prioridad es cumplir las medidas en favor de la salud personal y pública", subrayó el máximo responsable del Ejecutivo vasco, que añadió que cumplir las medidas preventivas en vigor "es y tiene que ser la mejor garantía" para superar la crisis sanitaria que nos azota.

"Las medidas restrictivas se han mostrado eficaces para frenar la expansión de la pandemia"

"La estrategia del Gobierno vasco incluye la interlocución bilateral con el Ejecutivo español"

Iñigo Urkullu

Lehendakari

noticias de noticiasdegipuzkoa