Esquerra arranca al gobierno el regreso del diálogo

PSOE y UP respaldarán mañana en el Congreso la reactivación de la mesa entre el Estado y Catalunya PP y Vox acusan a Sánchez de abrirse a debatir la independencia catalana

03.02.2021 | 01:16
Los nuevos titulares de Sanidad y Política Territorial, ayer en el Consejo de Ministros. Foto: Efe

donostia – Esquerra ha conseguido colar en la campaña electoral del 14-F su propuesta de retomar la mesa de diálogo entre el Estado y la Generalitat y, salvo sorpresa, podrá arrogarse como logro propio la reanudación de las conversaciones para abordar el conflicto catalán, ya que el PSOE y Unidas Podemos anunciaron ayer que secundarán en el Congreso la iniciativa de los republicanos.

Así, el movimiento de los de Pere Aragonès tendrá un resultado previsiblemente exitoso, ya que se votará mañana mismo en el Congreso y no debería tener problemas para salir adelante una vez asegurado el respaldo de las dos formaciones que componen el Ejecutivo español. Por tanto, ERC logra reavivar un calendario de diálogo que se había interrumpido con la irrupción del covid-19 y no se había retomado hasta el momento, a pesar de los esfuerzos de los republicanos por volver a introducir la cuestión de la mesa en la agenda política del Estado.

La moción de Esquerra en la Cámara Baja reclama expresamente reactivar la mesa de diálogo sobre Catalunya nada más se constituya el nuevo Govern que debería surgir de la convocatoria electoral del 14-F. El grupo que lidera Gabriel Rufián llevó ayer a debate dicha iniciativa, que es consecuencia de la interpelación que dirigieron en diciembre a la entonces ministra de Política Territorial, Carolina Darias; pero no será hasta mañana cuando se vote en el Congreso. ERC pide asimismo avanzar "de manera decidida" en la resolución del "conflicto político" catalán mediante la reanudación de estas conversaciones.

Respecto a la votación, tanto el PSOE como Unidas Podemos adelantaron que cuenta con su voto afirmativo. En rueda de prensa, la portavoz parlamentaria socialista, Adriana Lastra, explicó que el contenido de la propuesta soberanista "no difiere en nada" del acuerdo de investidura firmado con ERC. También los morados dejaron claro que respaldarán la nueva convocatoria de la mesa. De esta forma, Moncloa reitera su disposición al diálogo en el que se abre a hablar "de todo", siempre que sea dentro del "marco constitucional".

Hasta dónde puede llegar la actitud flexible y propositiva del Ejecutivo español respecto al ámbito catalán se evidenciará también hoy con la intervención prevista del nuevo ministro de Política Territorial, Miquel Iceta, que comparecerá por primera vez en una sesión de control al Gobierno en el Congreso y deberá responder a interpelaciones de PP, Ciudadanos y JxCat acerca de su posición sobre Catalunya y sus intenciones a nivel institucional para abordar el conflicto territorial.

amnistía y autodeterminación Más allá, algunas de las exigencias de los republicanos pueden complicar este nuevo capítulo de la mesa de diálogo. Entre ellas, la mención a la "amnistía" y la "autodeterminación" que ERC realiza en su moción que se debate en el Congreso. La formación quiere que estos dos ámbitos estén presentes también en la próxima reunión con el Gobierno español tras el 14-F, mientras que Moncloa pone como límite el marco constitucional.

Sobre esto se pronunciaron ayer el PP y Vox, que creen que Pedro Sánchez está dispuesto a debatir la independencia catalana. "Queda claro cuál es el camino del PSOE para el futuro de Catalunya", lamentó la portavoz popular Cuca Gamarra. Por su parte, el dirigente de Vox Iván Espinosa de los Monteros acusó a Sánchez de hacer concesiones a los soberanistas y de estar dispuesto a conceder los indultos o la amnistía para los presos del 1-O.

Primer Consejo con Iceta. El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, presidió ayer el primer Consejo de Ministros tras los cambios en el Ejecutivo, que se han saldado con la llegada de Miquel Iceta a la cartera de Política Territorial y con el paso de Carolina Darias a Sanidad para sustituir a Salvador Illa. Así, por vez primera Iceta se sentó en el órgano semanal del Gobierno, mientras que Darias cambió de sitio en la sala de Moncloa y ocupó el lugar que anteriormente correspondía a Illa.