Podemos se abre a pactar las cuentas tras denegar Urtaran la licencia del gas

El alcalde de Gasteiz atiende el informe urbanístico que desaconseja el sondeo de Subijana

23.12.2020 | 01:03
El alcalde de Gasteiz, Gorka Urtaran. Foto: Alex Larretxi

donostia – Cronómetros a cero. Podemos se sentará otra vez a la mesa para negociar los presupuestos municipales de Gasteiz. Es una decisión que acerca la aprobación de las cuentas del gobierno PNV-PSE, que carece de mayoría absoluta. El grupo Elkarrekin había mantenido una posición muy beligerante por su rechazo al proyecto de gas de Subijana, pero ayer mismo el Ayuntamiento anunció que la licencia de actividad para investigar si hay gas en el subsuelo ha sido denegada: así lo estipulan los informes urbanísticos y jurídicos de los servicios municipales. No supone un cambio de posición en el Ayuntamiento que lidera el jeltzale Gorka Urtaran.

Es verdad que defiende la política energética del gas, pero había vinculado su decisión a lo que estipularan los informes técnicos, y los documentos que ha recibido le han marcado con claridad la senda para rechazar el sondeo que pedía la sociedad pública de hidrocarburos del Gobierno Vasco, Shesa. No es un guiño político a Podemos ni se puede interpretar que el PNV esté modulando su posición sobre el gas para aprobar los presupuestos, aunque la consecuencia práctica de todo lo sucedido es que Podemos se acerca a las cuentas y se zanja definitivamente la polémica.

El alcalde confirmó ayer que la licencia de actividad se ha denegado "por no ajustarse a la normativa municipal". El proyecto se remonta a mediados de 2016, y el Gobierno español le había concedido el permiso medioambiental en noviembre de 2019. El Ayuntamiento tenía sobre la mesa la decisión de conceder o no la licencia de actividad que había pedido la sociedad de hidrocarburos Shesa. Es decir, tenía que aclarar si se puede sondear la existencia de gas en ese punto en concreto y si es compatible con el plan urbanístico, el PGOU. Urtaran es partidario de estudiar si hay riqueza bajo el suelo, pero priorizó los intereses de los gasteiztarras y aclaró que antes había que ver si era viable desde el punto de vista urbanístico. En este debate, sus socios del PSE también se habían desmarcado rechazando el proyecto. El PNV sigue defendiendo que, cumpliendo la ley, se pueda investigar qué hay en el subsuelo de Euskadi, en la medida en que es una energía más limpia que el carbón, y es una fuente de riqueza, por ejemplo, en países como Noruega, con un potente sistema de políticas sociales.

El Ayuntamiento tenía que abordar un "análisis jurídico y urbanístico sobre el encaje de esa solicitud en el planeamiento urbano municipal y en la normativa municipal". El informe "deniega" la solicitud. La concejala de Acción por el Clima, Ana Oregi, aseguró que la exploración en Subijana es "incompatible" con el Plan General de Ordenación Urbana. El plan no contempla que pueda desarrollarse esa actividad en la parcela, y los usos que no se prevén de manera expresa están prohibidos. "Al margen de que podamos estar de acuerdo con la estrategia de energía vasca, como alcalde me compete defender el interés municipal de Vitoria frente a cualquier otro planteamiento", zanjó Urtaran. El PNV defiende la estrategia del gas desde el Ayuntamiento y desde el Gobierno, pero la oposición discrepa. Lakua analizaba ayer cómo proceder tras este informe negativo.

El nuevo escenario abre la posibilidad de reeditar el pacto de 2019 con Podemos. El grupo Elkarrekin se abre a retomar el diálogo y dijo a Efe que la decisión "es un paso adelante" y, si se confirma, volverá a las negociaciones. Podemos también había asegurado a nivel autonómico que el gas era un obstáculo para negociar las cuentas vascas, aunque en ese caso PNV y PSE tienen mayoría absoluta.

"Aunque esté de acuerdo con la estrategia de energía, debo defender el interés municipal"

gorka urtaran

Alcalde de Gasteiz