Urkullu pone a Euskadi como ejemplo de “diálogo” ante la UE

El lehendakari mantuvo ayer una reunión telemática con el cuerpo diplomático europeo

10.12.2020 | 00:59
Iñigo Urkullu, durante el encuentro a distancia de ayer con embajadores de países de la UE. Foto: Irekia

donostia – El lehendakari Iñigo Urkullu defendió ayer en un encuentro con embajadores de países de la Unión Europea (UE), "una nueva forma de hacer política" basada en el diálogo entre diferentes y la negociación para responder a las actuales demandas y necesidades de la sociedad, y puso como ejemplo de ese modelo a Euskadi.

Ante el cuerpo diplomático de países de la UE, en una reunión celebrada por vía telemática debido a la pandemia del coronavirus, Urkullu se mostró convencido de que la fórmula para que la política "recupere buena parte del prestigio perdido" pasa por "compartir un diagnóstico, definir un futuro compartido, dialogar y llegar a acuerdos".

El jefe del Ejecutivo vasco aprovechó además la ocasión para hacer balance de los primeros cien días que, en breve, cumplirá el nuevo Gobierno Vasco, durante los que ha aprobado el programa de Gobierno, el programa Berpiztu para la reactivación económica y el empleo –que contempla una inversión de 13.250 millones de euros en los próximos cuatro años– y el anteproyecto de Presupuestos para 2021.

Además, Iñigo Urkullu apuntó que, en paralelo, el Ejecutivo avanza en la elaboración del Programa Euskadi Next, que integra los proyectos institucionales y de colaboración público-privada que se presentarán a los Fondos Next Generation de la Unión Europea, que serán clave para la reconstrucción social y económica post covid de todos los países que componen la Unión.

"solvencia" acreditada "La situación económica es difícil, pero la estamos afrontando con las cuentas saneadas y una posición de solvencia acreditada. El mejor ejemplo ha sido la doble emisión de los bonos sostenibles Euskadi en el mercado internacional, que han contado con una demanda cinco veces superior a la emisión realizada", argumentó el lehendakari respecto a la economía de la CAV en su intervención telemática ante el cuerpo diplomático de la UE.

En el plano social, Urkullu indicó que el modelo vasco es el desarrollo humano sostenible, y destacó que el País Vasco cuenta con la Estrategia Euskadi Basque Country 2030, "alineada con el Green Deal y la Estrategia 2050 acción por el clima", el Pilar Social Europeo aprobado en Helsinki en 2017 y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (OMS) de la Agenda 2030 de la ONU. En ese sentido, el lehendakari recordó que dos tercios del Presupuesto del Gobierno Vasco se destinan a las políticas sociales, lo que provoca que Euskadi pueda afrontar con mayor ventaja la situación que arroja la crisis de la pandemia del COVID-19.

En este último punto, el jefe del Ejecutivo autonómico se refirió al Índice de Progreso Social para 2020, publicado recientemente por la Comisión Europea, que realiza una comparativa de la evolución de todas las regiones europeas en los últimos cuatro años. Según explicó Iñigo Urkullu, Euskadi ha avanzado de forma notable desde el puesto 102 de 2016 al puesto 48 actual, alcanzando en este momento 73,8 puntos sobre 100.

De cara al futuro, Iñigo Urkullu se refirió a cuatro retos globales que, según defendió, el Gobierno vasco que lidera se marca como "cuatro grandes oportunidades" de futuro: transición sanitaria y social, transición tecnológica y digital, transición ecológica y energética, y actualización del autogobierno vasco, "que pasa por alcanzar en esta legislatura un acuerdo básico por el futuro político de Euskadi".

el futuro de la ue Sobre el papel de Euskadi en Europa y en sus instituciones, el lehendakari recordó "la profunda vocación europeísta" de la sociedad vasca, y abogó por iniciar una nueva etapa en el proceso de construcción europea, en el que quiere que la CAV juegue un papel relevante, al igual que el resto de naciones sin Estado que se engloban en la Unión Europea.

En este sentido, de cara a dar respuesta a los "extraordinarios retos" que se plantean en la etapa post COVID, Urkullu volvió a insistir en la necesidad de convocar una "Conferencia sobre el futuro de Europa" y de que esta cuente, "de manera decidida, con las regiones o realidades nacionales, muy especialmente" con las que tienen competencias legislativas, como es el caso de Euskadi.

"Que la política recupere su prestigio pasa por compartir un diagnóstico, dialogar y llegar a acuerdos"

"El futuro del autogobierno vasco pasa por alcanzar durante esta legislatura un acuerdo básico"

"Europa debe contar de manera decidida con las regiones o realidades nacionales"

iñigo urkullu

Lehendakari