Un coronel del Ejército, presunto testaferro del rey emérito

05.11.2020 | 01:02

donostia – Un coronel del Ejército del Aire muy próximo a Juan Carlos I pagó varios eventos de familiares del anterior jefe del Estado en su nombre con dinero que, se sospecha, procedería de donaciones de amigos del padre de Felipe VI y que él no declaraba a la Hacienda española. A este colaborador, Nicolás Murga Mendoza, se uniría un amigo millonario, el mexicano Allen de Jesús Sanginés-Krause, que está en el origen de una parte del dinero con el que el rey emérito sufragó su alto tren de vida al menos en los ejercicios fiscales correspondientes a los años 2016, 2017 y 2018, según la investigación de la Fiscalía Anticorrupción. Estas dos figuras han emergido en la investigación sobre los gastos de Juan Carlos de Borbón y otros miembros de la familia real con fondos no declarados a Hacienda y que gastaron con tarjetas opacas al fisco.

Este coronel fue ayudante de campo del emérito hasta que este militar pasó a la reserva hace algo más de un año. A su nombre, en el registro mercantil, no aparece ninguna empresa, pero ha ejercido durante años como una de las personas más próximas a Juan Carlos I, dentro del equipo a su servicio, siendo su asistente personal tanto en actos públicos como privados.