El soberanismo no alcanzaría el 50% de los votos el 14-F

Según el CEO catalán, ERC ganaría las elecciones y podría gobernar junto a JxCat sin depender de la CUP

24.10.2020 | 01:27
Pere Aragonès. Foto: Efe

donostia – De cara a la convocatoria electoral catalana del 14 de febrero, todo apunta a que las fuerzas soberanistas revalidarán su mayoría en el Parlament, e incluso ERC y JxCat podrían gobernar sin la muleta de la CUP. Lo que será más difícil es que estas tres formaciones sumen el 50% de los votos, barrera imprescindible para reavivar el procés en la próxima legislatura. Según la encuesta del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat dada a conocer ayer, los partidos independentistas se quedarían en el 47,7% de los sufragios, lejos de alcanzar el respaldo de la mitad del electorado en Catalunya.

Respecto al reparto de escaños, ERC sería la fuerza más numerosa en el Parlament, con entre 35 y 36 representantes y un 23,4% de votos, y estaría llamada por primera vez a encabezar el futuro Govern de la Generalitat. Sin embargo, JxCat –la lista de Carles Puigdemont que está por ver si suma finalmente al PDeCAT– se acerca cada vez más a los republicanos y, siempre según este sondeo, rondaría los 31 o 32 parlamentarios. En cualquier caso, de cumplirse este pronóstico en sus horquillas más altas, estas dos formaciones podrían gobernar juntas sin necesidad de depender de la CUP, ya que alcanzarían la mayoría absoluta en la Cámara.

La tercera y cuarta posición serían para formaciones del bloque constitucionalista. El PSC crecería y rebasaría a Ciudadanos obteniendo 24 o 25 escaños (18% del voto), mientras que los naranjas experimentarían una notable caída, pasando de primera fuerza a cuarta y dejándose por el camino una veintena de diputados para quedarse con 16 o 17. Por su parte, los comunes alcanzarían el 7,6% de los sufragios y unos siete o ocho parlamentarios.

Más abajo en la estimación quedaría el PP que, a pesar de que sube hasta los siete u ocho asientos en el hemiciclo, no pasaría del 6% de los votos en territorio catalán. A los populares podría perjudicarles también la entrada de Vox en el Parlament, formación que se movería en una horquilla de entre cuatro y seis escaños. Por último, la CUP reforzaría sus posiciones y podría alcanzar los seis o siete escaños en comparación con sus cuatro actuales.