IU elude la autocrítica en los malos resultados electorales de Elkarrekin Podemos

Reconoce que son un “toque de atención” pero se justifica con la abstención

20.07.2020 | 01:10
Isabel Salud (Ezker Anitza-IU) junto a Iglesias y Gorrotxategi, en Bilbao el 6 de julio. Foto: O. Martínez

donostia – Ezker Anitza-IU reconoce que los malos resultados el 12-J de la coalición que integra junto a Podemos-Ahal Dugu representan un "toque de atención" para la formación morada y considera que son datos que obligan a reflexionar. A partir de ahí, la formación liderada por Isabel Salud elude la autocrítica por el derrumbe electoral y sugiere que parte del hundimiento en las urnas se debe a la alta abstención como consecuencia de la pandemia y el temor al contagio.

La dirección de Ezker Anitza-IU se ha reunido este fin de semana para analizar los resultados obtenidos en las elecciones al Parlamento Vasco del pasado domingo en las que la coalición Elkarrekin Podemos-IU logró 6 escaños, perdiendo así cinco asientos en la Cámara Vasca. La formación liderada por Miren Gorrotxategi como candidata a lehendakari perdió más de la mitad de los votos logrados en las autonómicas de 2016, pasando de los más de 151.000 hace cuatros a los 71.000 el pasado domingo. Los morados han sido sobrepasados por el PSE y ahora son la cuarta fuerza de la Cámara vasca, con los mismos parlamentarios que PP+C's.

En un comunicado publicado ayer, el partido de Isabel Salud no alude a los problemas internos de Podemos-Ahal Dugu como una de las causas de la sangría de votos, ni tampoco a la apuesta insistente por un tripartito de izquierdas como principal y casi único mensaje electoral. Durante la campaña han repetido hasta la saciedad la necesidad de formar un eje de izquierdas entre Elkarrekin Podemos, EH Bildu y PSE para desalojar al PNV del Gobierno vasco, a pesar de que los convocados no han mostrado entusiasmo por esta iniciativa. Los socialistas descartaron esa posibilidad desde un primer momento, haciendo inviable esa fórmula. Tampoco la formación de Arnaldo Otegi ha entrado al trapo de Podemos y aunque no la ha rechazado tampoco la ha abrazado.

Precisamente ha sido EH Bildu la que se ha beneficiado de esas llamadas al eje de izquierdas, ya que ha sabido consolidar su imagen de alternativa frente al Gobierno vasco de coalición PNV-PSE, mientras Elkarrekin Podemos se distraía una y otra vez intentando convencer a su nicho electoral potencial de la bonanza de una iniciativa que ha carecido de realismo porque los aludidos no se han dado o no han querido darse por aludidos.

La reflexión de Ezker Anitza esquiva estos argumentos y se centra en la alta abstención para justificar en parte la sangría de votos de Elkarrekin Podemos. La coordinadora general de Ezker Anitza-IU, Isabel Salud, señala que "las elecciones se han celebrado en un momento excepcional y lleno de incertidumbres por el impacto del covid-19, los continuos brotes infecciosos en diferentes localidades".

Asimismo, recuerda que su formación se opuso a la celebración de estos comicios por "falta de seguridad", y así lo trasladó a la Mesa de Partidos convocada por el lehendakari, "que los convocó de forma interesada por cálculos puramente electoralistas cuando el Gobierno del PNV tenia los presupuestos aprobados y faltaba más de seis meses para agotar la legislatura".

elkarrekin podemos-iu