Urkullu destaca que si la sociedad está para ir “a las terrazas” también está para ir a votar

El lehendakari anima a participar en las elecciones y asegura que se celebrarán con todas las garantías para la salud

11.06.2020 | 00:36
El lehendakari Urkullu se coloca la mascarilla al pasar frente a unos reporteros. Foto: Borja Guerrero

donostia – Las elecciones al Parlamento Vasco del próximo 12 de julio se celebrarán con medidas de seguridad para la salud excepcionales como nunca antes. El Gobierno Vasco trabaja a toda máquina para evitar que el ejercicio del derecho a votar sea fuente de contagio y transmisión del coronavirus y se prepara para disponer de los medios necesarios para impedir la expansión del virus. El lehendakari cree que se van a dar garantías para acudir a los colegios electorales con tranquilidad y además considera que es más importante que nunca contar con un Parlamento a pleno pulmón del que resulte un Gobierno Vasco que pueda afrontar con garantías las crisis sanitaria y socioeconómico derivada de la pandemia del COVID-19.

Urkullu reprochó ayer a los partidos que afirman que la sociedad vasca no está para elecciones, pero sí está "para determinadas fiestas, para convivir en las terrazas o para hacer una vuelta a la normalidad". En este sentido, en una entrevista a Onda Vasca, subrayó que la ciudadanía está aprendiendo "a vivir de otra manera" teniendo presente que el coronavirus sigue entre nosotros y lo seguirá haciendo hasta que no haya una vacuna y un tratamiento médico eficaz.

"Estamos suspirando porque se pueda hacer deporte, porque se pueda asistir a los estadios deportivos, porque se pueda hacer una vida absolutamente normalizada. Lo estamos haciendo poco a poco y, sin embargo, parece que no toca hablar de las elecciones", criticó el lehendakari en referencia a los partidos más refractarios a la celebración de estos comicios, entre ellos EH Bildu y Elkarrekin Podemos, aunque en los últimos días han enterrado su rechazo al 12-J y han dirigido toda su maquinaría electoral a la precampaña.

La amenaza del coronavirus ha llevado al Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco a adoptar unas estrictas e inéditas medidas de seguridad para las elecciones. Así se abrirán 41 nuevos locales electorales y se reubicarán otros 100 para asegurar el cumplimiento de las distancias mínimas de seguridad entre personas y mesas. Las mesas estarán separadas por dos metros y entre los miembros de cada una deberá existir al menos metro y medio de distancia. Todos ellos portarán mascarilla quirúrgica durante toda la jornada y evitarán tocar el DNI y el sobre de cada votante. Además, se va a evitar colocar mesas electorales en residencias de ancianos y se tratará de que voten a través de apoderados.

Asimismo, los ayuntamientos deben tomar medidas para garantizar un acceso ordenado y controlar los flujos internos. En caso de que se formen colas, se priorizará a colectivos vulnerables, como mayores de 65 años y mujeres embarazadas. También se procurará que los electores pasen el mínimo tiempo posible dentro del colegio, para lo cual se indicarán los recorridos con señales en el suelo y se llamará la atención a quienes formen corrillos.

Tras señalar que no está pensando en las elecciones sino en la evolución de la pandemia del coronavirus en la sociedad vasca, el lehendakari precisó que "es evidente que, para afrontar también esta situación en lo social, en lo económico, es necesario que tengamos unas instituciones con una mirada a medio y largo plazo", capacitadas para poder afrontar la crisis y ofrecer salidas.

En este sentido destacó que la legislatura está concluida y el Parlamento Vasco está disuelto, con una Diputación Permanente cuyas atribuciones son limitadas y sin capacidad para aprobar nuevas leyes necesarias ante las nuevas necesidades que irán surgiendo para hacer frente a los efectos de la pandemia. "No nos queremos dar cuenta de que, para todo ello, es necesario celebrar unas elecciones con las mayores garantías posibles, que es nuestro compromiso, y que, cuanto antes, se pueda constituir un Parlamento, del que resulte un Gobierno que pueda afrontar esta situación con plena garantía institucional", defendió el lehendakari.

Preguntado en Onda Vasca por las críticas recibidas tras haber apostado por no cerrar la gran industria durante los momentos más duros de la pandemia, el lehendakari rechazó que haya una "dicotomía" entre la economía y la salud de los trabajadores de estas empresas como afirmaron en su momento desde Bildu y Podemos. Así recordó que, "para que haya recursos para garantizar la salud, hay que generar economía, con todos los controles y rigor".

A su juicio se trata de un debate "falso" porque salud y economía son absolutamente complementarias "cuando se actúe con las directrices sanitarias y rigor, como se ha hecho en Euskadi". Además, añadió que se ha ido recuperando, de forma gradual, la actividad económica, y esto "no ha incidido negativamente en la salud de las personas".

12-j

se podrá votar por correo desde casa

Cartero. La Junta Electoral Central ha autorizado que se pueda votar por correo mediante la entrega del sobre con la papeleta en el domicilio en vez de la oficina de Correos. Considera que ello no supone un menoscabo del secreto del voto cuando el cartero le entrega la documentación electoral personalmente al elector y este le entregue los sobres electorales una vez cumplimentados por él mismo, a cambio de un justificante del depósito de su voto. En cualquier caso, el cartero no entrará en la vivienda del elector que deberá entregarle el voto al otro lado de la puerta.

Contrataciones. La dirección estatal de Correos ha comunicado a los representantes de los trabajadores la intención de hacer 600 contrataciones para reforzar el periodo de electoral, una cifra para Galicia y Euskadi, que los sindicatos consideran "insuficiente" ante el volumen que se prevé por el aumento del voto por correo.

"Suspiramos por hacer deporte y hacer una vida normal, pero parece que no toca hablar de elecciones"

iñigo urkullu

Lehendakari