PSOE y Podemos se contradicen en la derogación de la reforma laboral

Pablo Iglesias asegura que el pacto con Bildu es para una derogación completa, mientras que el ministro Ábalos, por contra, insiste en que se pretende cambiar sus "aspectos lesivos" y no derogarla en su integridad

21.05.2020 | 09:24
Pablo Iglesias durante la sesión del miércoles en el Congreso.

El vicepresidente segundo del Ejecutivo, Pablo Iglesias, ha dejado claro este jueves que la reforma laboral será derogada al completo y no parcialmente porque así consta en el acuerdo de Gobierno suscrito con el PSOE y en el documento que los socialistas firmaron este miércoles junto a EH Bildu.

"Voy a ser cristalino: pacta sunt servanda (lo firmado obliga)", ha asegurado Iglesias en una entrevista en Catalunya Radio, recogida por Europa Press, en la que se ha mostrado muy duro con la rectificación realizada por los socialistas a última hora de este jueves, tan solo unas horas después de hacer público el acuerdo a tres con EH Bildu y Unidas Podemos.

"En el acuerdo que se firma ayer entre los máximos responsables ese es el acuerdo. Después cada partido podrá decir lo que quiera. Pero los documentos firmados, en el acuerdo entre tres grupos parlamentarios ese es el acuerdo. Luego que cada partido quiere hacer consideraciones, muy bien, pero lo firmado es eso", ha recordado.

En concreto, los socialistas rectificaron anoche el acuerdo, asegurando que la derogación urgente de la reforma solo afectará a tres aspectos de la ley.

"En el acuerdo para la legislatura y para el Gobierno no se habla de derogación parcial, se habla de derogación de la reforma laboral. Eso es un acuerdo de gobierno de coalición. En el pacto que se firma ayer entre los máximos responsables de los tres grupos parlamentarios ese es el acuerdo. Pacta sunt servanda", ha avisado.

"Después cada partido podrá decir lo que quiera. Pero los documentos firmados, que son la orientación de un gobierno de coalición y un acuerdo entre tres grupos parlamentarios ese es el acuerdo. Luego que cada partido quiere hacer consideraciones, muy bien, pero lo firmado es eso. Creo que estoy siendo cristalino", ha continuado.

Así, Iglesias ha insistido en el acuerdo de Gobierno entre los socialistas y la formación morada. "Algunos lo han definido como el gobierno de más izquierda. Lo importante es que se cumplan los acuerdos. Este gobierno está demostrando que la manera en que se afronta esta crisis es contraria a cómo se afrontó en 2008", ha apuntado. En este contexto, el vicepresidente se ha mostrado confiado en que el Ejecutivo va a "seguir avanzando en la misma línea".

Críticas a la patronal


Por otro lado, Iglesias ha cargado contra  CEOE y Cepyme después de que hayan expresado este jueves su "rotundo" rechazo al citado acuerdo. "Creo que a nadie le puede sorprender que la patronal quería un gobierno del PP y Vox. Es normal. Pero tienen que entender que hay algo que es la soberanía popular", ha sostenido.

En concreto, para los empresarios este pacto supone un "desprecio indignante" al diálogo social, "al que dinamita"; al papel que la propia Constitución otorga a los agentes sociales, y a las propias instituciones del Estado "en el momento más delicado de la economía española y, por tanto, cuando este diálogo se hace más necesario".

En este sentido, el vicepresidente ha recordado que el "poder legislativo está en el Parlamento" y que, si existe un "acuerdo parlamentario", debe respetarse. "Aunque es legítimo que alguien dijera: 'Me gustaría que gobernaran Casado y Abascal porque se acabarían los impuestos y aunque se destruyera la sanidad a mí me iría muy bien'", ha apuntado .

En esta línea, Iglesias ha reconocido que entiende la "virulencia del comunicado" cuya naturaleza, a su juicio, viene marcada por las "muchas presiones" que recibe el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. "Muchas veces él mismo me lo reconoce: 'Iglesias yo puedo estar de acuerdo contigo pero no sabes las presiones que tengo'", ha desvelado.

Con todo, el líder de Podemos ha explicado que, pese a las diferencias con la patronal, hay un espacio de acuerdo con su formación, como demuestra el hecho de que consiguiesen acordar la subida del Salario Mínimo Interprofesional a 950 euros al inicio de este mismo año.

Ábalos: se pretende cambiar los "aspectos lesivos" 


Por su parte, el ministro de Transportes y secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha asegurado que el acuerdo parlamentario alcanzado con EH Bildu sobre la reforma laboral pretende cambiar sus "aspectos lesivos" y no derogarla en su integridad.

Ábalos indicó que el cambio de estos aspectos ya se incluía en el acuerdo de legislatura que el PSOE firmó con Unidas Podemos, así como en el programa electoral de su propio partido.

"La diferencia es el tiempo en su aplicación, lo que hace el acuerdo es instar a que ese cambio de la reforma se lleve a cabo lo antes posible, urge a hacerlo", indicó el ministro en declaraciones a Onda Cero, recogidas por Europa Press.

Así, Ábalos indicó que la puntualización que el grupo parlamentario socialista ha realizado sobre el acuerdo suscrito, "si bien es una aclaración de este grupo, la comparten el resto de grupos firmantes". "Los firmantes deben ratificarse sobre esa aclaración", añadió.

El dirigente socialista detalló que la aclaración que su formación ha realizado sobre el alcance de la modificación de la reforma laboral acordado "coincide plenamente con el acuerdo de investidura". "Y también hay una referencia en el programa electoral del PSOE a lo que siempre hemos llamado puntos lesivos de esa reforma laboral", añadió.

"Y en eso consiste el acuerdo alcanzado, en acometer el cambio de esos puntos lesivos que ya contemplaba el acuerdo de investidura. La diferencia es el tiempo en su aplicación, dado que el acuerdo insta a que se acometa lo antes posible", insistió Ábalos.

"Cuestión conceptual"


"Hay quien habla de reforma íntegra, pero lo que hay que reformar es aquello en lo que uno no está de acuerdo y que considera que lesiona los derechos de los trabajadores y coloca a estos en una situación de clara inferioridad, eso es lo que nosotros hemos llamado siempre aspectos lesivos de aquella reforma que hizo el PP", remarcó el ministro.

"Otros hablan de derogación integra, pero es una cuestión conceptual que bien merecía esa aclaración sobre qué aspectos estamos hablando", añadió. "Si luego uno observa el acuerdo de investidura, ve que coinciden plenamente esos puntos", ha subrayado.

En la misma línea que Ábalos se ha pronunciado la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, quien ha asegurado este jueves que los socialistas "nunca" han hablado de "eliminar de un plumazo" la totalidad de la reforma laboral porque, según ha explicado, "no se puede dejar el BOE en blanco" en materia laboral.

En una entrevista en La Sexta, Lastra ha señalado que no tendría sentido eliminar algunos de los aspectos incluidos en la reforma laboral, como la Formación Profesional, la regulación de los permisos retribuidos recuperables o el teletrabajo.