Alerta mundial por el coronavirus

Urkullu presenta un decálogo para insuflar confianza frente a la crisis

El lehendakari considera que la victoria ante la pandemia debe venir del compromiso ciudadano Marca cinco retos prioritarios de cara a las dos próximas semanas

28.03.2020 | 00:09
El lehendakari Iñigo Urkullu presidió ayer una nueva reunión del Comité Asesor del Plan de Protección Civil ante la crisis. Foto: Efe

donostia – En época dura de crisis una de las claves es no perder la confianza en el futuro. Ayer, al cumplirse dos semanas de confinamiento y con la certeza de que aún aguardan, como mínimo, otros 15 días, el lehendakari Iñigo Urkullu hizo un llamamiento a la colaboración institucional y a anteponer lo que une en vez de lo que divide, cuando se viven "los peores momentos" de la crisis sanitaria por el coronavirus.

Además, en víspera de que hoy se cumpla un mes de los dos primeros positivos detectados en Euskadi, el jefe del Ejecutivo vasco aseguró que la victoria ante la pandemia vendrá del compromiso ciudadano y mostró su confianza en que la estrategia de contención empiece a dar resultados.

Tras presidir una nueva reunión telemática del Comité Asesor del Plan de Protección Civil, hizo público un decálogo que, a su juicio, recoge diez razones para afrontar estos difíciles momentos con "confianza y serenidad". Las diez claves expuestas por Urkullu son: compromiso, lealtad cívica, capacidad sanitaria, plazas hospitalarias, UCI, suministros, colaboración, respuesta económica, cohesión social y solidaridad.

Diez razones de peso En cuanto al compromiso, recalcó que "los profesionales sanitarios, los trabajadores de los servicios esenciales, están dando un ejemplo en este sentido" y, por ello, "constituyen una fortaleza para superar la crisis". Sobre el segundo punto, señaló que "la sociedad está actuando con absoluta lealtad cívica. La victoria frente a la pandemia será, en gran medida, un triunfo del compromiso ciudadano".

La tercera razón del decálogo hace referencia a la "capacidad sanitaria" y en este sentido "nuestro sistema de salud está demostrando capacidad para canalizar la demanda del servicio sanitario y adaptarse a las necesidades que se le plantean".

En cuarto lugar apuntó las plazas hospitalarias, porque Osakidetza "está reordenando todo el sistema sanitario para ampliar la capacidad de camas y atender a las personas enfermas por coronavirus". Las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) también son otro punto que debe ser motivo de confianza. En esta línea, explicó que Osakidetza cuenta con un Plan de Contingencia que permite incrementar su capacidad.

En sexto lugar se refirió a los suministros y apuntó que "se está trabajando con carácter prioritario para que el sistema sanitario, socio-sanitario y los servicios esenciales cuenten con los suministros básicos". La séptima razón hace hincapié en que "todas las instituciones estamos actuando de modo coordinado y en un marco de estrecha colaboración".

En cuanto a la respuesta económica, reiteró que las instituciones están reorientando las prioridades presupuestarias. "Hemos aprobado planes de choque con medidas económicas y tributarias para hacer frente a las consecuencias de esta crisis en la industria, las pequeñas y medianas empresas, autónomos o el comercio, en el empleo y las familias", dijo.

En alusión a la cohesión social, puntualizó que "el compromiso sigue siendo no dejar a nadie atrás". En último lugar, se refirió a la solidaridad y aseveró que "el afecto desde los balcones, las redes de voluntariado, las empresas y particulares que producen suministros necesarios, etc., son ejemplos de una sociedad viva, comprometida y solidaria".

Cinco retos Tras recordar que se atraviesa "el peor momento de la crisis", precisó que se han marcado cinco retos para las dos próximas semanas. Se trata de ofrecer respuesta sanitaria para preservar la salud pública y superar esta crisis; respuesta social para ayudar a las personas y familias que más lo necesiten; respuesta económica para apoyar a las empresas y proteger el empleo; respuesta comunicativa para informar con transparencia y lealtad a la sociedad; y respuesta colaborativa para no desperdiciar energía en lo no relevante.

"El afecto desde los balcones es el ejemplo de una sociedad solidaria, viva y comprometida"

Iñigo Urkullu

Lehendakari

"La confianza social y la serenidad para afrontarla, son factores de altísimo valor para superar la crisis"