Satisfacción en la familia de 'Naparra' tras comparecer ante la ONU

Su hermano Eneko subraya que la comparecencia celebrada en Ginebra "superó las expectativas generadas"

13.02.2020 | 10:07
Eneko Etxeberria, junto a su hijo Oier y su esposa Amaia Irigoien, ayer en Ginebra.

DONOSTIA – La familia de Jose Miguel Etxeberria Álvarez, Naparra, trasladó ayer a este periódico su enorme satisfacción por el desarrollo que tuvo la comparecencia que protagonizó en Ginebra (Suiza) ante el Grupo de Trabajo de Desapariciones Forzosas de la ONU.

La reunión, realizada a instancias de este departamento de Naciones Unidas, duró aproximadamente una hora y sirvió para trasladar las últimas noticias acerca de la desaparición de Naparra, de quien no se tienen noticias desde el 11 de junio de 1980, más allá de que su desaparición fuera reivindicada por el grupo ultra denominado Batallón Vasco Español.

No era la primera vez que Eneko Etxeberria, hermano de Naparra, comparecía ante el Grupo de Trabajo de Desapariciones Forzosas de la ONU. Ya lo había hecho en 2014. Por lo tanto, el grupo conocía el caso, por lo que en este encuentro Eneko le trasladó la evolución del caso desde 2015 hasta la fecha.

En la comparecencia de ayer, Etxeberria pudo relatar ante los miembros del grupo cómo se han desarrollado los acontecimientos en los últimos seis años, de manera concisa y clara, apoyado en abundante documentación.

Tras las palabras de presentación del presidente del Grupo de Trabajo, Luciano A. Hazan, los miembros –Duhaime, Es-Slami, Tae-Ung Baik y Mickevicius–,siguieron con atención e interés las explicaciones de Etxeberria.

Eneko Etxeberria detalló las últimas noticias en torno al caso, que fue archivado en 2004 por la Audiencia Nacional, y reabierto en octubre de 2016 después de que la familia presentara nuevos datos sobre el lugar donde podría encontrarse el cuerpo de Naparra. Les contó también la primera comisión rogatoria solicitada por el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno a las autoridades francesas para buscar los restos de Naparra en las cercanías de la localidad de Labrit (Francia) y los resultados negativos de la primera excavación, que tuvo lugar el 4 de abril de 2017.

También les puso al corriente de que la familia todavía sigue a la espera de la segunda comisión rogatoria dirigida a la justicia francesa para continuar la búsqueda de Naparra en otro punto concreto, a pesar de que pronto se cumplirán dos años desde que se libró dicha rogatoria en mayo de 2018.

PASOS A DAR Posteriormente, los miembros del Grupo de Trabajo manifestaron su solidaridad con la familia, y realizaron una serie de preguntas, incluyendo algunas propuestas sobre qué actuaciones se pueden impulsar con vistas a aclarar este caso, del que están a punto de cumplirse 40 años. Entre estas actuaciones están las preguntas que piensan dirigir a los gobiernos francés y español.

Curiosamente, el Grupo de Trabajo de la ONU sobre Desapariciones Forzosas también cumple 40 años en 2020. Por ello, va a celebrar un acto protocolario de conmemoración mañana viernes 14 de febrero, al cual invitó a la familia en su totalidad: Eneko Etxeberria, Amaia Irigoien y el hijo de ambos, Oier Etxeberria Irigoien. Los tres estuvieron ayer en Ginebra.

Tal y como el miembro del grupo Duhaime resaltó en su turno de palabra, casos como el que nos ocupa reflejan exactamente la razón de ser del Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzosas.

Por su parte, Etxeberria manifestó encontrarse "muy satisfecho" por el desarrollo de la sesión, y destacó que incluso había "sobrepasado las expectativas generadas". La ONU reconoce a Naparra la condición de víctima de desaparición forzosa desde 2014, por lo que para este organismo el caso del desaparecido es "imprescriptible" y no cabe su archivo. – N.G.