El Polisario pide a España que haga respetar la ley a Marruecos

Acusa a ambos países de supeditar los Derechos Humanos a los intereses económicos comunes

19.02.2021 | 00:01

Las Palmas – El representante para España del Frente Polisario, Abdulah Arabi, pidió ayer "ayuda política" a los Gobiernos español y canario para "exigir el cumplimiento de la ley internacional y, sobre todo, el respeto de los derechos humanos" a Marruecos.

"En los últimos 29 años hemos apostado por la vía pacífica como solución", repasó el representante ayer durante la inauguración de la exposición Diez años de Gdeim Izik. El campamento de la dignidad, en el Ayuntamiento de Gran Canaria. "La mejor manera de cumplir con el proceso de descolonización del Sáhara Occidental es el referéndum. Para ello se creó la misión de la ONU para un Referéndum en el Sáhara Occidental pero, lejos de llevar a cabo su cometido, se ha convertido en un garante para perpetuar la ocupación ilegal", zanjó.

Además, denunció, "en los últimos tres meses Marruecos ha intentado agredir al pueblo saharaui y ha roto el alto el fuego, por lo que nos encontramos en una situación de guerra" que "pasará a otra frase cuando a Marruecos no le quede más remedio que aceptar que existe una guerra".

"A pocos kilómetros de Canarias se producen violaciones atroces de los derechos humanos. La población saharaui está siendo reprimida y perseguida en sus propias casas para evitar el derecho a la manifestación", aseguró.

respeto a los ddhh Por lo tanto, el Frente Polisario pidió que "les ayuden para trasladar al Gobierno de Canarias y al de la nación que en el marco de las relaciones que tiene con Marruecos, le exija el cumplimiento de la ley internacional y, sobre todo, respeto de los Derechos Humanos". "No entendemos que se supediten los Derechos Humanos a intereses económicos, como sucede en las relaciones entre Marruecos y España", declaró.

En cuanto al fenómeno migratorio que vive Canarias, Arabi consideró que "Marruecos lo utiliza como elemento de presión y chantaje para condicionar el posicionamiento de algunos gobiernos, pero principalmente el de España".