Trabajadores de una residencia cacereña se confinan con los ancianos

Creen que es la mejor medida para impedir contagios entre los usuarios

25.03.2020 | 18:05
El cura del cacereño Arroyo de la Luz oficia misa desde el tejado de la Iglesia

La mitad de los trabajadores de los sesenta que conforman la plantilla del Centro Residencial Servimayor, ubicado en la localidad cacereña de Losar de la Vera, iniciarán esta noche un confinamiento de quince días en la residencia para intentar proteger a sus 106 usuarios frente al coronavirus.

Servimayor es una cooperativa de consumidores y usuarios, fundada en 2006, que cuenta en la actualidad con 130 socios, 20 de los cuales viven en la residencia para personas mayores construida en Losar de la Vera.

El presidente de la cooperativa y residente en el centro, Martín González, de 83 años, ha explicado a Efe que la decisión de llevar a cabo este encierro voluntario en el centro ha sido propuesta por los propios trabajadores.

"El objetivo es muy simple. En la actualidad no existe ningún positivo por coronavirus en la residencia y los trabajadores son las únicas personas que salen y entran del centro, porque no hay visitas e incluso los proveedores nos dejan las mercancías en la calle", ha detallado González.

En este sentido, ha subrayado que "en estos momentos el virus solo puede venir de fuera y esta decisión, han pensado ellos y nosotros, hemos creído acertada, puede ser una forma de atajar este supuesto".

Martín González ha agregado que la "intranquilidad está en todos los sitios porque lo que está ocurriendo no es una broma".

"Nosotros seguimos al pie de la letra las instrucciones de las autoridades sanitarias y nos defendemos como podemos para evitar una posible contaminación", ha aseverado.

El presidente de la cooperativa ha indicado que los treinta trabajadores que se quedarán en el centro durante un periodo inicial de quince días son aquellos que tienen menos compromisos familiares y sociales y ha destacado "el grandísimo esfuerzo que van a realizar, porque van a abandonar a sus familias durante este periodo".

Martín González ha mostrado su "profundo orgullo y agradecimiento" a los trabajadores por este "gesto tan brutal de calidad humana y solidaridad digno de todo elogio".

De igual forma, ha trasladado un mensaje de tranquilidad a todos los familiares de los residentes porque estos día se van a dedicar íntegramente a ellos.

"Estamos organizando hasta una chuletada, algo que expone claramente que nuestra intención es que Servimayor siga llena de vida a pesar de los duros momentos por los que estamos pasando", ha concluido.