Diez beneficios físicos y psicológicos de hacer deporte al aire libre

Hacer ejercicio en contacto con la naturaleza nos ayudará, entre otras cosas, a disminuir el estrés, combatir el sobrepeso y mejorar la calidad del sueño

23.06.2022 | 10:56
Un hombre y una mujer corren por el campo.

La práctica de deportes al aire libre ha experimentado un aumento de un 80% a raíz de la pandemia de la covid lo que ha repercutido de forma positiva en la población, que ha ganado tanto en salud como en calidad de vida. El senderismo, caminar por la ciudad, el running y las salidas en bici son los deportes que registran un mayor auge.

El domingo es el día de la semana que más se sale a hacer deportes al aire libre frente al viernes, que es el que menos. Hay deportes como el running que se practican más entre semana, en concreto los martes.

Al margen del qué y del cuándo lo más importante es dejar atrás la vida sedentaria y disfrutar del aire libre. Los expertos de Nutritienda muestran varios beneficios físicos y psicológicos que nos aporta practicar deportes al aire libre.

1- Aumenta la flexibilidad y potencia la coordinación. Mantener la flexibilidad de los músculos es muy importante, sobre todo cuando vamos cumpliendo años. Tras el ejercicio, es importante hacer estiramientos para que los músculos se relajen.

2- Fortalece los músculos y los huesos. El ejercicio fortalece el esqueleto y permite mantener la densidad ósea, reduciendo el riesgo de desarrollar osteoporosis y artrosis. Mejora la circulación aportando más nutrientes a los huesos y favoreciendo el depósito de calcio en ellos.

Tres personas hacen una ruta en bici. Freepik

3- Mejora la calidad de vida. Disminuye la posibilidad de que se formen coágulos, ya que incrementa el colesterol bueno y reduce los triglicéridos. También aumenta la eficiencia de los pulmones protegiendo el organismo de enfermedades pulmonares y cardíacas.

4- Ayuda a evitar el exceso de peso. Contribuyen a mantener un peso saludable, a mejorar la forma física y a prevenir las dolencias que puedan surgir por el sobrepeso.

5- Refuerza el sistema inmunológico. Con el deporte, aumentan nuestras defensas, sobre todo si además de entrenar al aire libre se lleva una dieta sana y se respetan las fases de recuperación tras el ejercicio, descansando las horas recomendadas. Cuando se mantiene activo, los anticuerpos que combaten las infecciones y los glóbulos blancos se mueven más rápidamente y nuestro sistema inmunológico se hace más fuerte.

6- Disminuye los niveles de estrés. El ejercicio al aire libre libera mucha energía y reduce las tensiones acumuladas. Además, ayudan a construir en quienes los practican un mayor nivel de autoconfianza y autoestima. El deporte produce una placentera generación de endorfinas, las llamadas hormonas de la felicidad.

7- Fortalece la resistencia y la determinación. Recorrer distancias largas crea resistencia lo que ayuda a reducir las pulsaciones por minuto fortaleciendo la musculatura del corazón y permitiendo bombear más sangre en cada latido. Esto hace que el corazón lata menos veces y se canse menos, haciendo que funcione de forma más eficiente y alargando la vida de quien hace ejercicio.

Un grupo de jóvenes hace senderismo por un monte. Freepik

8- Potencia la creatividad. El cerebro se oxigena mejor y aumenta los niveles de producción creativa. Ejercita el cuerpo y despierta la mente.

9- Ayuda a dormir mejor. El ejercicio es el mejor aliado de las personas que sufren trastornos del sueño y ayudará a un mejor descanso. Al estar más cansados dormiremos con más facilidad y poco a poco las fases del sueño se irán regulando y sentiremos más energía durante el día.

10- Mejora el rendimiento intelectual. Está demostrado empíricamente que los deportes al aire libre contribuyen a aumentar el número de neuronas en el hipocampo con lo que habrá más conexiones neuronales y una mejor actividad mental. Mejorarán la toma de decisiones, la atención, la concentración y la memoria.

Ahora que ya conoces algunas de las innumerables ventajas de practicar deporte al aire libre, ponte las deportivas y sal a la naturaleza. Eso sí, en verano nunca lo hagas en las horas de más calor. Elige la primera hora de la mañana o la última de la tarde y ten en cuenta que debes adaptar el tipo de actividad a las circunstancias de cada momento.

noticias de noticiasdegipuzkoa