Real Sociedad, revista de prensa: una Copa, por fin, real

05.04.2021 | 10:30
Mikel Oyarzabal corta la red de la portería de La Cartuja donde marcó el gol de la victoria.

Los distintos medios escritos destacan la larga espera hasta conseguir el título y subrayan que el sueño txuri-urdin se cumplió en La Cartuja

La Real fue la protagonista en los medios de comunicación de ayer, tanto los deportivos como los generales. Un título es un título, y más si el que lo gana es un club como el txuri-urdin, que llevaba 34 años sin engrosar su palmarés. Palabras como sueño, derbi, alegría y orgullo se repiten en las crónicas, que hablan de un derbi "igualado" aunque de una victoria justa para los de Imanol Alguacil.

Mundo Deportivo: "El sueño ya es Real"

"La Real es campeona. El sábado fue de gloria eterna para los héroes del Bernabéu y desde ayer de La Cartuja. Justísimo txapeldun el equipo txuri-urdin, que alzó un título 34 años después tras cenarse al Athletic en Sevilla en una segunda parte de poderío y jerarquía, en el que batalló contra once futbolistas y dos árbitros, uno en el verde y otro en el VAR, que no parecían por la labor de inundar Gipuzkoa de alegría. Estas líneas se escriben desde un graderío frío y con los dedos temblorosos", relata en su crónica Ángel López.

Además, Germán Melero cree que "2055 queda muy lejos", en referencia al año en el que tocaría celebrar otro título si la Real vuelve a pasarse 34 años sin ser campeona: "El 3 de abril de 2021 queda grabado 34 años después de la Copa de 1987".

Berria: "Imanolen fedearen gailurra"

"Reala txapeldun da berriz, eta Imanol Alguacil da gizonezkoen taldea berriz ere gailurrera eraman duen pertsona. Taldeko zuzendaritzak etxeko entrenatzaile baten aldeko apustua egin zuen, eta bi urte geroago jaso du fruitua. Joko onean eta etxeko jokalariengan jarri zuen fedea. Eta noski, pasioan. Hori ez da negoziatzen. Zale sutsu bat da aulkian, eta hemendik aurrera realzaleek ahaztuko ez duten izen bat. Sustraietara itzuli zen, eta horri esker irabazi du bere historiako Espainiako hirugarren Kopa. Atzoko finalean, Sevillan, Athletic baino gehiago izan zen. Ez askoz gehiago, baina bai hobea", dio bere kronikan Imanol Magrok. Athletic "trakets eta urduri" ibili zen bere iritziz: "Bi aste barru du arantza ateratzeko aukera, Bar-tzelonaren aurkako finalean, baina bizkarrekoaren zama arintzea ez da erraza izango".

Gara: "Un derbi con mucha igualdad y disputas"

"En un clásico derbi con mucha igualdad y disputas, la final vasca se ha decantado a favor de la Real con un gol de penalti de Oyarzabal al inicio de la segunda mitad. La jugada clave que ha roto el partido ha llegado en un balón en profundidad de Merino hacia Portu, que ha sido derribado por Iñigo Martínez", escribe Manex Altuna, que destaca también que "Oyarzabal no ha fallado desde el punto de penalti y la Real se ha puesto por delante a falta de media hora. Marcelino ha movido rápidamente el banquillo buscando el empate, pero en esta ocasión los rojiblancos no han podido resurgir".

Marca: "Oyarzabal hace que el título sea Real"

"La Real Sociedad ganó la final de la Copa del Rey más larga de la historia. Un año después, la cuadrilla de Imanol levantó el trofeo al cielo de Sevilla. No fue un título más, no. Fue un título sobre su máximo rival, un derbi en toda regla, de los que no se olvidará en muchos años, quizás nunca, en ninguno de los dos bandos, ni para lo bueno ni para lo malo", relata en su crónica Juan Carlos Díaz, que cree que el Athletic "con la entrada de Villalibre, quiso ganar en presencia en ataque, pero le costaba un mundo meter miedo": "Esta final tenía color blanquiazul y ni el achuchón postrero del Athletic iba a cambiar el marcador".

As: "El sueño era Real"

"Por los aitonas y amonas que se fueron, por los niños que nacieron, por aquellos que sueñan en azul y blanco, que sufrieron el descenso a Segunda, la final perdida del 88, el batacazo de ver marchar a varios de sus mejores jugadores al vecino y rival. Por ese sentimiento de pertenencia que recorre una provincia pequeña de 700.000 habitantes, menos que el Gran Bilbao, los que van de Irun a Mutriku, de San Sebastián a Ataun. Por esa barandilla de La Concha internacional, por una Tamborrada que es el alma de toda una ciudad, por esa Gipuzkoa orgullosa de su equipo, de su escudo, de sus colores. Por todos ellos levantó al cielo de Sevilla la Copa del Rey el capitán Asier Illarramendi", escribe Aritz Gabilondo.

Deia: Decepcionante Athletic

"Catalogada como una final muy abierta, cualquier desenlace se antojaba posible, pero siempre dentro de un orden. Desde luego, en absoluto entraba en los vaticinios la noche aciaga que brindó el Athletic, una sombra del conjunto valiente que había devuelto la ilusión a su gente, una copia emborronada del grupo que compite con el corazón cuando no le alcanza con otros argumentos, en definitiva una fea caricatura de sí mismo que cayó con estrépito frente a una Real a la que le bastó con saber estar y exprimir su única oportunidad", escribe José L. Artetxe, que habla de un Athletic decepcionante.