kirolak

Real Sociedad: alegría y poderío

kovac, técnico del mónaco, ha logrado casar su atractiva propuesta con la exuberancia física de una plantilla que aúna igualmente calidad contrastada y talento joven

29.09.2021 | 00:52
Real Sociedad: alegría y poderío

Y con Niko Kovac se hizo la luz. El entrenador croata, ex del Bayern de Múnich entre otros, aterrizó en el banquillo del Mónaco, próximo rival de la Real, durante el verano de 2020, tras el vacío que la pandemia dejó en el fútbol francés: allí se suspendió la liga y solo se recuperaron las finales coperas. Como el equipo del Principado no tenía que disputar ninguna de ellas, inició entonces con tranquilidad un proyecto que, con sus altibajos, avanza de forma relativamente exitosa. Lo hace gracias a los resultados, que al fin y al cabo son los que dictan sentencia. Y lo hace, sobre todo, desde la instauración en el equipo de una propuesta de juego alegre y atractiva que ha casado muy bien con la exhuberancia física del plantel.

Las cosas marcharían mejor por la Costa Azul si el Manchester United llega a ganarle la Europa League al Villarreal, logro que habría dado al Mónaco el pase directo a la Champions. Ni siquiera se habría discutido a Kovac si no se llega a producir, este pasado agosto, aquella calamitosa carambola en Donetsk, en la prórroga de la ronda previa a la que se vio relegado el equipo. Pero el fútbol es caprichoso y los infortunios, unidos a un dubitativo arranque liguero, han llegado a poner al croata en el disparadero. No habría resultado justo su cese. Menos mal, para él principalmente, que una escuadra de tan buen gusto como la suya esté enderezando el rumbo. Y jugando bastante bien además.

de dónde viene


Con Kovac se hizo la luz porque el Mónaco, antes de su llegada, vivió tiempos convulsos. Perdió a Mbappé. Cesó en octubre de 2018 al técnico, Leonardo Jardim, que le había conducido un año antes al subcampeonato liguero y a las semifinales de la Champions. Para relevarle sentó en el banquillo a Thierry Henry, que fracasó durante su aventura en el club y apenas duró tres meses. Promovió el regreso de Jardim para salvarse con apuros del descenso. Y apostó por Robert Moreno cuando cesó por segunda vez al luso. Finalmente, el exseleccionador de España cedió su puesto al actual técnico después de la fase aguda de la pandemia. Y con el croata se ha encontrado la estabilidad.

El comportamiento de su equipo sobre el césped resulta plenamente reconocible. El Mónaco se ordena según un 4-2-3-1 muy líquido, cuyas teóricas posiciones saltan por los aires en cuanto el balón echa a rodar. No es extraño ver a la escuadra de Kovac dibujar una especie de 3-4-2-1 en fase ofensiva, proyectando al ataque al lateral zurdo y convirtiendo en carrilero al extremo derecho. Y, del mismo modo, suele resultar común ver a los monegascos alterar su estructura para apretar arriba al adversario: se activan casi siempre desde el sector diestro, lanzando al atacante de ese costado a por un central y corrigiendo el movimiento con la caída a banda de un interior.

juego interior


Todo ello desemboca en un equipo presionante, con gusto por defender muy alto, pero que también sabe juntarse en un 4-4-2 con su mediapunta Volland tapando al pivote rival. Y las características del Mónaco dibujan también una escuadra con gusto por el juego interior, que acumula hasta cuatro futbolistas en la medular cuando centra (muy a menudo) a su extremo zurdo para permitir las subidas del lateral (Caio Henrique o Jakobs). Así hizo mucho daño a la Real en el amistoso de julio en Anoeta (2-1), burlando a Januzaj y acumulando efectivos a los costados de Turrientes, quien aquel día actuó de pivote único.

Al servicio de esta idea se encuentra el poderío físico de una plantilla muy potente en lo condicional, con el centrocampista Tchouameni convertido en una de las actuales sensaciones del fútbol galo. Solo tiene 21 años y ya ha debutado con la selección absoluta de Francia, de la que también es habitual el veterano Ben Yedder. Y es que Kovac ha sabido ensamblar igualmente el talento joven con una experiencia cuyo principal representante es Cesc Fábregas. Cumplidos los 34, el catalán, eso sí, juega más bien poquito y además tiene difícil viajar a Donostia, aquejado de unas molestias.

benoit badiashile

Demarcación. Central izquierdo.

Edad. 20 años (26/3/2001).

Origen. Limoges (Francia).

Estatura. 1,94 metros.

Internacional. Sub-21.

 

Perfil. Producto de la cantera del Mónaco. Suele jugar en el perfil zurdo, aunque es diestro. Se alterna en la titularidad con el serbio Pavlovic, que sí es zurdo.

guillermo maripán

Demarcación. Central diestro.

Edad. 27 años (6/5/1994).

Origen. Vitacura (Chile).

Estatura. 1,93 metros.

Internacional. Absoluto chileno.

 

Perfil. Inicia su tercera campaña en el club monegasco, que pagó por él al Alavés 18 millones de euros en agosto de 2019. Jugó dos años en Mendizorrotza.

djibril sidibé

Demarcación. Lateral derecho.

Edad. 29 años (27/7/1992).

Origen. Troyes (Francia).

Estatura. 1,82 metros.

Internacional. Absoluto francés.

 

Perfil. El Mónaco pagó por él quince millones de euros al Lille, en 2016. Puede subir hasta la línea de fondo o cerrar como tercer central cuando el equipo dibuja un 3-4-2-1.

alexander nübel

Demarcación. Portero.

Edad. 24 años (30/9/1996).

Origen. Paderborn (Alemania).

Estatura. 1,93 metros.

Internacional. Hasta la sub-21.

 

Perfil. Cedido este verano por el Bayern de Múnich, a donde llegó en 2020 desde del Schalke 04. El pasado curso fue suplente de Neuer (jugó cuatro partidos).

youssouf fofana

Demarcación. Mediocentro.

Edad. 22 años (10/1/1999).

Origen. París (Francia).

Estatura. 1,76 metros.

Internacional. Hasta la sub-21.

 

Perfil. Destacó en el Estrasbrugo y el Mónaco le contrató en enero de 2020, como a Tchouameni. Su actual club pagó por el traspaso quince millones de euros.

gelson martins

Demarcación. Extremo derecho.

Edad. 26 años (11/5/1995).

Origen. Praia (Cabo Verde).

Estatura. 1,73 metros.

Internacional. Absoluto Portugal.

 

Perfil. Tras una cesión de medio curso, el Mónaco pagó por él 30 millones al Atlético de Madrid, en verano de 2019. Alterna ambas bandas con los carriles interiores.

aleksandr golovin

Demarcación. Extremo izquierdo.

Edad. 25 años (30/5/1996).

Origen. Kaltan (Rusia).

Estatura. 1,80 metros.

Internacional. Absoluto ruso.

 

Perfil. Parte de la banda, pero centra su posición hasta convertirse en un segundo mediapunta. Llegó a Mónaco en 2018 desde el CSKA de Moscú (30 millones).

kevin volland

Demarcación. Mediapunta.

Edad. 29 años (30/7/1992).

Origen. Marktoberdorf (Alemania).

Estatura. 1,79 metros.

Internacional. Absoluto alemán.

 

Perfil. Fichado del Leverkusen en verano de 2020 (once millones). Un comodín: presiona al central o tapa al pivote; recibe entre líneas, pisa área o baja a recibir.

wissam ben yedder

Demarcación. Delantero.

Edad. 31 (12/8/1990).

Origen. Sarcelles (Francia).

Estatura. 1,70 metros.

Internacional. Absoluto francés.

 

Perfil. Destacó durante sus tres temporadas en el Sevilla, antes de que el Mónaco pagara 40 millones de euros por sus servicios en el verano de 2019.
 

CAIO HENRIQUE

Demarcación. Lateral izquierdo.

Edad. 24 años (31/7/1997).

Origen. Santos (Brasil).

Estatura. 1,79 metros.

Internacional. Hasta la sub-23.

 

Perfil. Puede jugar en defensa de cuatro o de carrilero en zaga de cinco. Militó en la cantera del Atlético de Madrid, club que le vendió al Mónaco por ocho 'kilos' en 2020.

AURÉLIEN TCHOUAMENI

Demarcación. Mediocentro.

Edad. 21 años (27/1/2020).

Origen. Rouen (Francia).

Estatura. 1,87 metros.

Internacional. Absoluto francés.

 

 

Perfil. Una de las sensaciones del momento en el fútbol francés. Acaba de debutar con la selección absoluta. Fichado del Girondins (18 millones) en enero de 2020.

noticias de noticiasdegipuzkoa