Real Sociedad | El peligro del Cádiz, un héroe txuri-urdin

Álvaro Negredo, delantero del conjunto gaditano, fue el autor de un póquer que ayudó sobre manera a ese cuarto puesto de la Real en la 12/13

09.09.2021 | 11:54
Álvaro Negredo celebra su gol ante el Betis

Álvaro Negredo (Vallecas, 1985) tiene un hueco en el corazón de la familia txuri-urdin. Y eso que nunca ha jugado con la elástica blanquiazul. No ha estado ni cerca. Pero su contribución goleadora resultó vital para la clasificación de la Real Sociedad para la Champions League en la temporada 2012/13. El entonces equipo entrenado por Philippe Montanier no dependía de sí mismo en la última jornada. Tenía que ganar en Riazor y que el Valencia no lo hiciera. Los txuri-urdin cumplieron con su cometido gracias a Antoine Griezmann. El conjunto ché, por su parte, cayó por 4-3. Y su verdugo fue, precisamente, Álvaro Negredo, con un póquer de goles para el recuerdo.

Aquel campeonato, el 2012/13, fue para el recuerdo, sobre todo por la manera en la que terminó, con el equipo clasificado en cuarta posición, adquiriendo el billete para jugar una eliminatoria previa que, de pasarla, le enviaría directamente a la fase de grupos de la Champions League. Aquella Real de Montanier firmó partido espectaculares con goleadas que todavía se recuerdan como ese 2-5 en Mestalla con golazo de De la Bella incluido, o el 4-2 frente al equipo ché en Anoeta, o el 4-1 ante el Valladolid o el 3-3 obtenido a última hora contra el Real Madrid en Anoeta, merced a un Xabi Prieto soberbio aquel 26 de mayo de 2013. Y eso que el campeonato no comenzó de la mejor manera con la tradicional goleada en el Campo Nou (5-1). Pero la reacción del equipo fue digna de mención.

Sin embargo, pese a todo lo bien que lo estaban haciendo los de Montanier, la Real no llegó a esa última jornada dependiendo de sí misma. El Valencia llegó a ese último partido en cuarta posición, con dos punto de ventaja sobre el conjunto realista. En casa de victoria de la Real, a los ché no les valía ni tan siquiera el empate. Aquel Valencia de Ernesto Valverde se la jugaba en el Sánchez Pizjuán frente al Sevilla de Unai Emery y el protagonista de esta historia, Álvaro Negredo.

Banega puso pronto por delante a los valencianistas. Solo se habían jugado doce minutos. Pero para el minuto, Negredo dio su primer zarpazo. Tres minutos más tarde, el segundo, éste desde el punto de penalti. Soldado puso de nuevo las tablas en el marcador. Era el 56'. Un minuto más tarde volvió a aparecer el delantero de Vallecas, que para el minuto 61 ya había anotado su particular póquer de goles. A falta de dos para el final, llegó el postrero tanto de Soldado, que no tuvo ningún valor. En A Coruña, seguía valiendo el tempranero tanto de Antoine Griezmann. La Champions era más real que nunca gracias al de Macon, pero también gracias a Álvaro Negredo. El héroe txuri-urdin será este domingo el principal peligro del Cádiz.

noticias de noticiasdegipuzkoa