Willian José
jugador de la real sociedad

Real Sociedad | Entrevista a Willian José: "Me prometieron algo que luego no cumplieron"

29.06.2021 | 00:49
Real Sociedad | Entrevista a Willian José: "Me prometieron algo que luego no cumplieron"

"Tengo ganas de irme de aquí". Más claro no puede ser un Willian José triste por el trato recibido en su última etapa como jugador de la Real Sociedad. El delantero busca un nuevo destino

dONOSTIA Willian José está de vuelta en Donostia después de pasar unos días de vacaciones en su Porto Calvo natal. El delantero, al que aún le quedan tres años de contrato con la Real, no quiere continuar. Tampoco la entidad quiere que siga. Así que su futuro parece lejos de Donostia y de la Real. El ariete brasileño se despacha a gusto en NOTICIAS DE GIPUZKOA. Considera que la Real, y más en concreto Roberto Olabe, no fue leal con su persona y no cumplió algo que le prometió.

¿Qué conclusión saca de su experiencia en la Premier?

–Ha sido una experiencia muy buena para mí. Tenía ganas de salir, necesitaba salir, necesitaba un cambio y me ha venido muy bien. Claro que las cosas no salieron como esperaba, pero estoy muy contento. Ahora estoy con ganas de empezar otra nueva temporada y a ver dónde juego. No lo sé todavía, pero estoy muy tranquilo. Hay que esperar un poco.

¿Qué le ha parecido la Premier?

–En mi opinión, la Premier es la mejor competición del mundo, muy competitiva, con mucha fuerza, con mucha velocidad y ya esperaba que podía tener dificultades. En el Wolverhampton había jugadores muy importantes y eso también cuenta. Iba con las expectativas de hacer un buen trabajo de muchísima calidad, pero no he podido.

¿Esperaba jugar más?

–Llegué con una idea, siendo consciente también de la dificultad que era jugar en la Premier. Es una competición muy difícil. Además, hacía mucho frío. Aquí en San Sebastián hace mucho frío, pero en Inglaterra mucho más. Pese a todo, considero que ha sido una experiencia muy buena. He acabado la temporada muy bien, no la acabé jugando, pero yo estaba contento. Claro que esperaba jugar un poco más, pero el fútbol es así.

¿Y a partir de ahora? Usted tiene contrato con la Real Sociedad...

–Tengo tres años más de contrato. La Real es un club y San Sebastián una ciudad que me gustan un montón. Pero en los últimos años las cosas no estaban bien, no tenía afinidad con la gente que trabaja en el club, pero bueno... Llevo cinco años en el club y he vivido muchos momentos buenos. Vine de Las Palmas, de un equipo pequeño, a un equipo como la Real, que siempre hace las cosas bien. Ahora me toca esperar. No hablé con nadie, ni con el entrenador, ni con el presidente, ni con Roberto (Olabe), ni tampoco con mi agente. Ahora me toca esperar.

¿Quiere seguir en la Real?

–Mi plan no es seguir aquí. Llevo cinco años aquí y necesito algo nuevo. Tengo ganas de irme de aquí. Pero, claro, tengo contrato y no sé lo que va a pasar. Veía que tenía que cambiar de equipo, ya no estaba jugando como antes. Isak estaba jugando muy bien, ha sido su mejor temporada. Yo no estaba contento como antes por todo lo que había pasado el año pasado, en concreto desde enero. Me prometieron algo que no cumplieron conmigo. Yo ya no estaba feliz, no estaba contento. Necesitaba ese cambio.

Dicen que la cara es el reflejo del alma y a usted, en los últimos meses, se le veía enfadado...

–No estaba feliz, sin duda. Hubo muchas mentiras. No quise ofrecer entrevistas, pero la gente hablaba muchas tonterías, muchas mentiras. Y la gente del club tampoco hablaba de todo lo que yo había pasado. Así la afición nunca iba a saber la verdad. La hinchada siempre va a estar con el club y no sabe todo lo que pasa con los futbolistas. He pasado por unos momentos muy difíciles.

¿Cuál es su verdad?

–Creo que no me han tratado bien. Esperaba un poco más. Cuando yo firmé mi último contrato con la Real, cuando renové, yo había hablado con Roberto Olabe de que había algunos equipos interesados, de la Premier y también de la Liga. Hablé con Roberto y me dijo que si venía un equipo grande, que jugara la Champions League, me dejaría ir. Me quedé tranquilo. Es cuando llegó la oferta del Tottenham, un equipo grande de la Premier, que estaba jugando la Champions. Yo tenía el sueño de jugar en la Premier y era una oportunidad muy buena para mí. Yo ya no venía jugando como lo había hecho con anterioridad en la Real y veía que era la hora de cambiar. Y no me dejaron salir. Fue en el partido de Copa ante el Espanyol. La gente empezó a decir que yo me fui de la concentración. Eso es mentira. No salí de la concentración. Hablé con el presidente un día antes del partido para decirle que no tenía la cabeza para jugar ese partido. Ellos tampoco dijeron a la prensa ni a la afición que yo había hablado con el presidente. Yo lo tenía hablado antes del partido. No salí de la concentración, que fue el mismo día del partido por la mañana. Hablé un día antes con el presidente. Estaba triste por eso, porque la gente no decía la verdad. Luego llegaron el Barcelona y una oferta del Manchester United. Veía que era una oportunidad que no podía dejar escapar, porque la vida es así. Hay que aprovechar las oportunidades y veía que era la oportunidad. Llegué a hablar con Mourinho por teléfono y tenía muchas ganas de irme al Tottenham. Les dije que me quería ir con ellos y ellos estaban encantados con la posibilidad de estar conmigo ahí. Al final no salieron las cosas bien y este año me dejaron salir a los Wolves. No entiendo por qué unos meses atrás no me querían dejar salir por 23 millones y ahora sí me dejaron salir. El fútbol a veces es difícil de entender.

"La intención es que Willian José salga". ¿Le sorprenden las declaraciones de Roberto Olabe?

–Sí. Lo esperaba. No me sorprenden esas declaraciones. Los jugadores que están ahora son casi todos de Roberto Olabe, contratados por Roberto Olabe. No me sorprende. No me gustaría volver para estar como en el pasado. Si sigo haciendo lo mismo que el año pasado, quiero irme de aquí. No quiero quedarme. Antes de irme también estuve hablando con el entrenador, creo que tres semanas antes de irme, y me dijo que estaba entrenando bien, pero no estaba jugando por decisión suya. ¿Para qué voy a estar aquí? Creo que me han faltado un poco al respeto por todo lo que había pasado yo aquí. Nunca fueron claros conmigo. Yo aquí he hecho temporadas muy buenas. Mis números son buenos. Hacía mucho que un delantero de la Real no hacía estos números. Esperaba un poco aquí... Tuve muchas ofertas y nunca quise irme de la Real, quería quedarme. Mi familia estaba muy contenta aquí, yo también, pero las cosas cambian muy rápido. Y si no estás contento, para qué vas a estar. Tienes que seguir la vida, tienes que estar contento y feliz con tu trabajo, con los amigos y con la familia.

Sus ganas por marcharse le impidieron disfrutar de la consecución del título de Copa del Rey y de una temporada para enmarcar. ¿Es una pena que la historia termine de esta manera?

–Me da pena. Todo el mundo tenía muchas ganas de llegar a una final y conseguir la Copa. Yo no pude, pero yo también estaba contento por mis compañeros. Estuve viendo la final, fue algo muy bueno y la felicidad fue muy grande.

¿También jugó en su contra el fichaje de Isak?

–Sí. Desde mi llegada siempre se ha hablado mal del delantero aquí. Estaba Agirretxe, pero llevaba mucho tiempo lesionado y al final no consiguió volver a su forma. La competitividad siempre es buena cuando tienes a muchos jugadores de calidad. Veía que ya no era lo mismo. Veía que no tenía el mismo trato de antes y eso me dejó triste. Y vi claro el momento de cambiar.

¿Ha recibido alguna propuesta para la temporada que viene?

–No, la verdad es que no. No he hablado con mi agente, que ahora está en Brasil, de vacaciones. Estoy muy tranquilo. Tengo que hablar con la gente del club porque no me han dicho nada de si tengo que estar en Zubieta el 8 de julio o no. No lo sé. No he hablado ni con Olabe, ni con Imanol. Bueno, hablé con Imanol el día que nació mi hija Julia y me felicitó, pero nada más. No he hablado nada de mi futuro. Hay una reunión pendiente, pero estoy muy tranquilo, sé que las cosas van a salir como Dios quiera y que seamos todos felices, que es lo más importante.

Pese a este final, ¿sigue pensando que en la Real ha vivido sus mejores momentos como jugador de fútbol?

–Sí, sin duda. Ha sido el mejor sitio para mí, el mejor club, mi mejor ciudad. Mi hija Julia ha nacido aquí, es una vasca más. Estoy muy contento por formar parte de la Real. Esta es mi segunda casa.


noticias de noticiasdegipuzkoa