Primera Iberdrola: Real-Real Madrid, un partido para marcar el rumbo

La entrenadora realista, Natalia Arroyo, cree que el choque de este domingo ante el Real Madrid para "decidir dónde termina de ir" su equipo

26.02.2021 | 14:57
Natalia Arroyo, durante una rueda de prensa.

La entrenadora del primer equipo femenino de la Real, Natalia Arroyo, cree que el duelo de este domingo ante el Real Madrid en Zubieta (12.00 horas) será "un partido estimulante" e "ilusionante" para sus jugadoras, ya que "dadas las circunstancias y la altura de temporada a la que estamos, nos tiene que decidir dónde terminamos de ir. Llevamos toda la temporada diciendo que queremos estar arriba; toca plasmarlo en un buen resultado. Y no queremos quedarnos en el cerca; queremos redondear por fin contra uno de los grandes los buenos partidos que estamos haciendo y que no están teniendo premio. Tenemos la esperanza y la ilusión de sumar tres puntos y seguir con los objetivos que tenemos".

El conjunto txuri-urdin llegó a aspirar a la tercera plaza de la liga que ahora ocupa el Real Madrid, y para seguir planteándose este objetivo debería ganar al conjunto blanco. Arroyo advirtió de que "los resultados más recientes nos han ido quitando partidos para ir gastando y no puntuando. Hay que empezar a asumirlo. Tenemos distintos desafíos de cara a la segunda vuelta y a todo lo que nos queda, que todavía son muchos partidos". Entre estos retos estaría "conseguir una regularidad suficiente para no jugárnoslo todo a un partido".

La catalana avisó de que el Real Madrid es "uno de los mejores equipos de la categoría" y que cuenta con "individualidades capaces de sacar un partido adelante", pero el equipo txuri-urdin tiene que lograr la victoria: "Tenemos enfrente a un rival que está r podelante en la clasificación, y si queremos estar con ellas tenemos que restarles puntos también nosotras".

Manu Lareo podría regresar a la convocatoria del conjunto txuri-urdin, mientras que Iraia Iparragirre será baja tras haberse lesionado esta semana en un entrenamiento.
El encuentro entre las guipuzcoanas y las madridistas tenía que haberse jugado el 10 de enero, pero el temporal de nieve impidió el viaje del conjunto blanco.