kirolak

Real Sociedad | Un punto con gran sabor

meritorio la real concede valor al empate con una media de 23,5 años y ocho canteranos en el once

01.12.2020 | 00:00
Martín Zubimendi y Martín Merquelanz completan un ejercicio de posesión ayer en Zubieta. Foto: R.S.

donostia – En la millonaria Liga española venida a menos, el líder en la jornada 10 se presentó en su estadio para proteger su privilegiada posición tres días después de jugar 90 minutos a cara de perro contra un rival muy exigente con un once de circunstancias compuesto por diez canteranos o jugadores que pasaron por el filial. Por si fuera poco, enfrente tenía a un Villarreal que está teniendo una balsámica fase de grupos en la Europa League, con un grupo que le permite alinear a sus jóvenes valores para que descansen sus titulares, que se presentaron en Anoeta plenos de energía. Estamos hablando de un conjunto que el pasado verano afrontó una inversión de 30 millones con las incorporaciones de Kubo (Madrid), Coquelin y Parejo (Valencia), Rulli (Real), Estupiñán (Watford) y Foyth (Tottenham). Y cuyo límite salarial para esta temporada asciende a 145,142 millones. 45 más de los 100,86 de la Real. Con el de Anoeta, acumula ya doce encuentros sin conocer la derrota.

Esta era la teoría. Ni corto ni perezoso, siendo tan valiente como consecuente con su filosofía, a Imanol no le tembló el pulso en vista de las bajas que contaba (Illarramendi, Luca Sangalli, Guridi y Silva) y dado el cansancio general acumulado por su plantel para confeccionar una alineación cuya media de edad era de 23,5. Solo cuatro de sus jugadores han disputado más de cien encuentros en la elite (Oyarzabal, Willian Jose, Aritz Elustondo y Mikel Merino). Y seis del resto, todavía no han alcanzado su encuentro 50 en Primera. Por algo el club txuri-urdin ha sido galardonado recientemente por parte de Fútbol Draft como la mejor cantera de la Liga y su entrenador, Imanol, es un auténtico especialista en el fútbol de formación. "Imanol es un gran especialista en el proceso de transición en ese paso del filial al primer equipo", tal y como le definió Roberto Olabe hace dos años cuando volvió a retomar las riendas de la dirección deportiva txuri-urdin. En dos últimos cursos, los primeros que arrancó desde el inicio al frente del primer equipo, se ha convertido en un técnico consagrado en la elite, que incluso comienza a tener cartel fuera de Zubieta, cuando hasta a él mismo le costó dar el paso de dejar de dirigir a los jóvenes.

Por todos estos condicionantes hay que dar por bueno el empate que permitió mantener el liderato, por mucho que en Madrid parezca que les siga molestando decirlo. El empate permite a los realistas mantener la distancia de cuatro puntos sobre el Villarreal, que es el tercer clasificado. Y aumentar la renta con el Real Madrid, que se encuentra a siete puntos, con un partido menos. Ocho más que el Sevilla, uno de ellos contra el Atlético, y diez más respecto al Barcelona, aunque ambos todavía cuentan con dos encuentros pendientes por disputar. En cambio el gran beneficiado de la última jornada y del empate de Anoeta fue el imparable Atlético (está a un punto, con dos duelos menos), el considerado favorito por la prensa madrileña y barcelonesa, en un debate que les permite esconder las miserias de los dos gigantes que no atraviesan por sus mejores momentos lo que abre el abanico de posibilidades para los candidatos a soñar.

En lo que refiere a la estadística, la Real deja de ser la mejor de su historia, ya que la campaña de la imbatibilidad logró en las primeras 11 jornadas siete victorias y cuatro empates. Uno más que el conjunto de Imanol, al igual que en la campaña 1930-31.

Lo que sin duda esta marcando el inicio de la competición es la fiabilidad de la defensa realista. Y eso que quizá sea la línea más perjudicada por las continuas lesiones. En los 15 partidos jugados incluyendo Europa, solo ha encajado seis goles. Dos de penalti y uno en un disparo desviado por un central.

En los últimos seis duelos, es decir en 540 minutos, la Real solo ha encajado dos dianas desde los once metros. Ese ha sido la explicación al gran cambio que ha experimentado este cada vez más ilusionante equipo...

las mejores real

1979-80. La Real de la imbatibilidad acumulaba siete victorias y cuatro empates a estas alturas. Sumaba 18 puntos, que con la victoria valiendo tres, se iría hasta los 25. Acabó segunda

1930-31. La Real de Harry Lowe comenzó como un rayo con ocho victorias, un empate y dos derrotas. Finalizó en tercera posición.

1981-82. Los de Alberto Ormaetxea arrancó fuerte y en la jornada 11 llevaba siete triunfos, tres empates y una derrota. Celebró su segundo título.

2020-21. La Real de Imanol acumula los mismos registros que la de la segunda Liga, con siete victorias, tres empates y una derrota. Por ahora nadie le toma en serio en la planta noble del campeonato.

2002-03. Raynald Denoueix cambió la cara al equipo con un gran inicio gracias a los seis triunfos y los cinco empates. Todavía seguía imbatido. SE conformó con el subcampeonato.

el dato

7

Goles en 15 partidos ha encajado la Real en esta campaña. Un tanto cada 122 minutos...

La Real ha encajado seis goles en 15 partidos y en los últimos seis encuentros

solo le han podido batir desde los once metros