kirolak

Real Sociedad | La clave va a estar en el fondo de armario

Imanol ya ha utilizado a 27 jugadores en lo que llevamos de curso sin que varíe mucho el nivel con los cambios en ninguno de los puestos

11.11.2020 | 01:05
Robert Navarro, Roberto López, Jon Guridi y Aihen Muñoz, de la unidad B, junto a David Silva y Gorosabel, en Zubieta.

donostia ¿Puede la Real optar a lograr esta temporada su tercer título de Liga? Aunque las estadísticas afirman que cada vez que ha alcanzado la jornada 9 con esa puntuación y codeándose con los más grandes lo ha logrado o se ha quedado muy cerca de hacerlo, la realidad obliga a mantener los pies en el suelo y a considerar que resulta preferible mantener la prudencia y considerar que es casi imposible. Los números no engañan. Como informamos ayer, los números son tozudos y colocan a la Real a la altura de la de Ormaetxea y la de Denoueix, pero cada campaña es un mundo y para convertirse en un candidato a ganar la Liga se deben juntar un elevadísimo número de circunstancias, que, como es lógico, no es nada sencillo que ocurra.

Partiendo de la base de que, a día de hoy, el Atlético se encuentra a tres puntos y tiene dos partidos menos por el aplazamiento de sus dos primeras jornadas (Sevilla en casa y Levante fuera). Está bien y es gratificante mirarse en el espejo de los mejores equipos de la Real, pero también resulta conveniente hacerlo en el de la temporada pasada, cuando los de Imanol se fueron al confinamiento marcándose como objetivo quedar terceros y al final salvaron la clasificación europea en el minuto 87. Aguantar este ritmo, ese es el objetivo prioritario. Y no es sencillo, sobre todo cuando compites en este curso en Europa (en el grupo más exigente de la competición), un sobreesfuerzo que siempre han acabado pagando los distintos conjuntos blanquiazules.

La clave de todo se encuentra no ya en un once de plenas garantías que no tiene miedo ni complejos para enfrentarse a cualquier rival, si no en el fondo de armario. Y es aquí donde, aunque todavía haya muchas incógnitas por confirmar, reside el principal argumento que invita a la esperanza. Este año la Real dispone de un largo plantel compuesto por jugadores que no bajan el nivel del equipo si Imanol decide recurrir a ellos o si tiene que hacerlo por obligación.

El oriotarra ha utilizado hasta la fecha en las dos competiciones a 27 futbolistas, el que más de Primera, sin que exista ninguna posición que se haya quedado en evidencia al entrar el supuesto reserva. Ninguna. Quizá en el que se ha notado más diferencia es en el lateral derecho este fin de semana, pero fue debido a que Zaldua se estrenaba en Liga después de dos meses sin tener minutos. Habrá que ver lo que sucede cuando no esté David Silva, que lo juega casi todo.

Para aspirar a la gloria se necesitan los goles de Isak y de Willian José, que solo han logrado tres dianas hasta la fecha (una y dos respectivamente), lo que contrasta con los seis que lleva Oyarzabal y los cinco de Portu. Pero mucho más. Que las lesiones te respeten (tampoco se puede olvidar que la Real sigue teniendo un internacional como Illarra en la recámara), que los árbitros no te machaquen (ojo, empezamos a estar alerta) y, quizá lo más importante, que la mayoría de tus jugadores rindan a su mejor nivel durante gran parte del año. Lo dicho, la consigna es ir partido a partido...

Siempre que la Real ha alcanzado la jornada 9 con estos números ha estado arriba hasta el final, pero el título parece un sueño utópico