kirolak

Otra lesión de Merquelanz

zubieta la plantilla realista regresa hoy a los entrenamientos sin los internacionales

06.10.2020 | 00:25
Martín Merquelanz. Foto: R.S.

donostia – Malas noticias desde Zubieta. Martín Merquelanz acabó con molestias el entrenamiento del domingo y se ha confirmado que sufre una lesión muscular en los isquiotibiales. Una pena porque el jugador, que se había perdido casi la totalidad de la pretemporada por una dolorosa lumbalgia, estaba entrando bien en el grupo, se encontraba con buenas sensaciones e incluso había destacado en la sesión pospartido en la que Imanol siempre exprime a los suplentes y los que no han entrado en la convocatoria.

Ahora tiene que volver a parar, aunque se espera que no se sea por mucho tiempo, cuando parecía cumplir los planes que se habían marcado los galenos, que, después de un mes separado del grupo, calculaban que iba a poder reaparecer tras el parón, en el encuentro que la Real jugará ante el Betis. No en vano, entró en la anterior convocatoria frente al Getafe, pero no llegó a debutar.

Merquelanz y Guridi están casi considerados como dos refuerzos más para Imanol, sobre todo si se tiene en cuenta que la única novedad que ha cerrado la Real en el mercado ha sido David Silva, pero ninguno de los dos ha podido estrenarse aún en la Liga por problemas físicos. El azpeitiarra se vio obligado a parar en dos ocasiones, al haber recaído de su lesión muscular que en principio no parecía revestir demasiada gravedad.

La Real regresará al trabajo hoy, a partir de las 10.30 horas, en otra sesión a puerta abierta. Zubimendi y Barrenetxea están con la selección sub-21; Merino y Oyarzabal, con la absoluta; e Isak, con el combinado sueco. El que sí estará será un Willian José que centrará gran parte de la atención después de haber sido protagonista en el día de ayer por su posible marcha. El hecho de que el brasileño no completara unos ejercicios físicos una vez acabado el duelo ante el Getafe ha provocado cierta polémica, pero la realidad es que habló con Imanol, que le comentó que al día siguiente le esperaba una sesión muy exigente y que estaba al corriente de que no se quedara trabajando.