Despegue completado

la real se va al parón con cifras y sensaciones que habría firmado antes del arranque: suma ocho puntos de quince, ha recuperado efectivos y su juego cotiza al alza

05.10.2020 | 01:27
Los futbolistas de la Real celebran el gol de Mikel Merino, el sábado contra el Getafe.

donostia – En clave Liga 2020-21, el arranque del campeonato viene marcado por el parón internacional de octubre, una interrupción de quince días a la que han precedido las cinco primeras jornadas. Se trata de un evidente punto y aparte que sirve a los equipos para hacer balance de su comienzo, recuperar a los lesionados que hayan podido caer durante un verano atípico, con menos entrenamiento, y completar todo el trabajo propio de una pretemporada. Esa pretemporada que en esta ocasión se quedó obligatoriamente corta, debido al escaso período transcurrido entre el final de una campaña y el principio de la siguiente.

La Real Sociedad echa la vista atrás y, en lo meramente estadístico, observa una cifra: el ocho. Se han puesto en juego quince puntos, y el cuadro de Imanol ha sumado ocho, más de la mitad, un bagaje que Imanol estimó corto el sábado, vistos los merecimientos contraídos por su equipo. Pero un bagaje también más que aceptable y que sitúa el arranque txuri-urdin entre los mejores de la era post-ascenso. Hablamos ya de once temporadas desde el regreso a Primera División, y solo dos comienzos, el del pasado curso y el de la última campaña de Eusebio, superan al actual. Es para estar satisfechos si tenemos en cuenta las circunstancias en las que ha competido durante este mes el cuadro txuri-urdin.

muchos problemas El primer partido de Liga, contra el Valladolid en el Nuevo Zorrilla (1-1) data hoy de hace 22 días. Y conviene recordar en qué situación viajó la Real a tierras castellanas. Lo hizo sin teóricos titulares como Zaldua, Monreal (ambos lesionados), David Silva (recién salido de una convalecencia por coronavirus) o incluso Willian José (contagiado por COVID). Reincorporado a los entrenamientos apenas unos días antes, fue suplente en Pucela Mikel Oyarzabal. Y nunca está de más recordar la ausencia del capitán, Asier Illarramendi, inmerso desde febrero de 2019 en un largo calvario de lesiones del que parece ya salir.

En un partido gris pero en el que mantuvo siempre un nivel competitivo, la Real ganó un punto y tiempo en Valladolid, gracias al empate cosechado. Y, dentro de una mejoría notoria, facilitada también por la recuperación de algunos efectivos, se repitió la historia una semana después en Anoeta contra el Madrid (0-0). La victoria de Elche, el injusto tropiezo del martes ante el Valencia y la buena victoria conseguida anteayer frente al Getafe han completado un período satisfactorio en lo numérico, y muy positivo también en lo que respecta a la situación de la plantilla y las sensaciones ofrecidas.

la enfermería La grave recaída de Luca Sangalli ha supuesto el borrón dentro de una tendencia esperanzadora dentro de la nómina de lesionados realistas. Con la tranquilidad que otorgan los ocho puntos sumados hasta la fecha, el actual parón liguero se interpreta en clave blanquiazul como una bocanada de oxígeno de cara a la puesta a punto de varios inquilinos de la enfermería. Zaldua va a tener tiempo para mejorar de sus persistentes problemas en el pubis. El regreso a la competición el 18 de octubre (en el campo del Betis) se producirá transcurrido ya un mes desde que a Zubeldia se le diagnosticara un esguince en la rodilla. El citado Illarramendi apunta a reincorporarse al grupo antes de final de mes. La rotura fibrilar de Januzaj, leve, tendrá opciones de haber remitido de cara a la visita al Villamarín. Martín Merquelanz habrá completado dos semanas adicionales de entrenamientos. Y tampoco parece descartable la disponibilidad para viajar a Sevilla de Jon Guridi.

Se acumulan así las circunstancias positivas, en cuanto a puntuación y en cuanto a lesionados, aderezadas todas ellas por las sensaciones que ofrece el equipo sobre el césped. Sumamente condicionado por las circunstancias de su verano, tuvo dificultades para arrancar, dentro de contextos de partido más lentos de lo deseable. Pero se las arreglaron los de Imanol para mostrar una versión más práctica y sumar ante Valladolid y Real Madrid. La última semana, mientras, con duelos ante Elche, Valencia y Getafe ha ofrecido una imagen quizás más reconocible de lo que va a ser esta Real 2020-21.

5 primeras jornadas

TEMPORADAPTOS. POS.

2010-114/1516ª

2011-127/15

2012-136/1514ª

2013-146/15

2014-154/1514ª

2015-165/1511ª

2016-177/15

2017-189/15

2018-197/1510ª

2019-2010/15

2020-218/15-

10

Es el máximo de puntos obtenido por la Real en las cinco primeras jornadas de Liga, desde el ascenso de 2010. Se produjo la temporada pasada, con victorias ante Mallorca (0-1), Atlético (2-0) y Espanyol (1-3), y a un empate en Mestalla (1-1). Hubo derrota en Bilbao (2-0).

La Real firma el tercer mejor arranque liguero tras cinco jornadas desde que ascendiera a Primera División hace diez años