"Un día muy duro"

VAloraciones "No nos han dado las fuerzas y no hemos sido capaces de frenarles", reconoció un abatido Gonzalo Arconada: "No recuerdo nunca haber perdido así"

10.02.2020 | 06:26
Gonzalo Arconada, pensativo durante el choque disputado ayer en Salamanca.

SALAMANCA - "Ha sido un día muy duro". Fue lo primero que dijo en rueda de prensa Gonzalo Arconada, a quien se le vio realmente tocado tras encajar su equipo una goleada difícil de digerir: "Sabíamos que iba a ser francamente complicado. Las fuerzas no nos han dado y no hemos estado a la altura de lo que somos. Es un día muy duro y un aprendizaje. Queríamos estar aquí y nos ha tocado sufrirlo, pero estamos orgullosas de haber jugado la Supercopa y convencidas de que no será nuestra última final".

"No recuerdo nunca haber perdido así. Sabíamos que podía pasar, pero no te puedes preparar para ello", comentó el técnico txuri-urdin, que se mostró "orgulloso" de su equipo: "Estoy orgulloso de cómo se ha comportado el equipo, de la piña que han hecho las jugadoras al final del partido pese a lo duro que ha sido y de cómo han felicitado al rival y han estado con la afición. Las jugadoras han peleado hasta el final. Dentro de lo justitas que estábamos, se han entregado al máximo. Y la afición ha estado venga a animar, se lo agradecemos".

Los dos primeros tantos azulgranas llegaron demasiado pronto para la Real: "Jugar contra ellas es muy complicado y cuando nos han metido los primeros goles se nos ha caído el mundo encima y nos ha costado darle la vuelta. Tenemos que pedir perdón porque en ese sentido no hemos sido un digno rival en una final. Solo cabe aprender y confiar en que no vuelva a ocurrir".

Con 0-6 al descanso, Arconada pidió un esfuerzo a sus jugadoras: "Les he dicho que teníamos que sacar orgullo y casta para seguir compitiendo, que la afición estaba apoyando y no podíamos abandonar. Había que seguir compitiendo para no defraudar a nuestra gente".

La superioridad del Barça fue excesiva, y el técnico de la Real aprovechó para hacer una reflexión: "Todos sentimos que no podemos competir contra ellas. No hemos sido capaces de frenarles, en semifinales ver al Atlético desbordado durante media hora por el Barça da una idea de su nivel. Es algo que deben reflexionar la Liga y la Federación, cada vez en los equipos grandes hay más jugadoras extranjeras y las nacionales están en el banquillo. El presupuesto es muy superior al resto y hay que reflexionar si queremos una competición así, en la que la única opción era que ganara el Barcelona".

Arconada justificó su decisión de repetir once pese a que el equipo estaba justo físicamente. "También son ellas las que han llegado a la final", dijo.

Ahora toca "pasar página" rápidamente: "Queríamos estar ahí, lo hemos disfrutado, hemos vivido la primera final de la Supercopa. A partir de aquí tenemos que recuperarnos y el miércoles competir bien porque queremos pasar en la Copa. Ahora hay que pasar unas horas de duelo, pero nos repondremos".

"ellas son muy potentes" La capitana, Nahikari García, y la goleadora de la final por parte txuri-urdin, Manu Lareo, fueron las que mostraron tras el choque el sentir de un vestuario tocado, pero que trata de sacar el lado "positivo" de lo vivido en Salamanca estos días. "Ellas han demostrado que son un equipo muy potente y con muchas variantes, diseñado para ganar. Queríamos intentarlo, pero desde el principio se ha puesto cuesta arriba y ha sido muy complicado", comentó Nahikari, quien quiso destacar que, pese a todo, era un día para estar "orgullosas" del equipo: "El recorrido está siendo bueno. Nos toca aprender y tratar de sacar el lado positivo".

Manu, por su parte, describió el partido de forma muy clara: "Ellas han sido infinitamente superiores. Nos quedamos con el aprendizaje que nos llevamos y con el subcampeonato. Ellas son un equipazo. Hemos intentado hacer juego cuando podíamos pero hemos tenido poca posesión, ellas han jugado muy bien y, además, han sido muy efectivas".

el rival