El motocross, adrenalina en estado puro

Jon Idiakez se inició en este deporte con sólo seis años y dos años después comenzó a correr en sus primeras carreras. Su afición comenzó de la mano de su padre, Fernando, que también compitió cuando era joven en esta disciplina surgida en Reino Unido a principios del siglo XX

06.09.2021 | 11:04
Espectacular salto de Jon Idiakez.

La adrenalina se dispara de cero a cien sobre una moto", asegura Jon Idiakez, protagonista de este número de IN junto a su familia. Este joven piloto alavés comenzó en este deporte de la mano de sus aitas, Fernando Idiakez y Arantza San Pedro, dos apasionados del motocross. Un deporte en el que Jon se inició con seis años sin ninguna pretensión de llegar a profesional, pero carrera tras carrera ha conseguido ponerse en cabeza.

Desde la época en la que competía su padre, en los años 80, el motocross ha evolucionado mucho. "Yo empecé a andar en moto por mis propios medios, como veías que hacían prácticamente todos los pilotos de aquel entonces. Todo era muy casero, salvo cuando íbamos a correr a Catalunya o a Madrid, donde ahí sí veías profesionales", rememora Fernando. En cambio, advierte, con Jon ha sido totalmente diferente.

"Jon es un gran profesor de motocross y como piloto es un espectáculo ver la finura que tiene. Nos llamó mucho la atenció desde pequeño. porque es todo coordinación", destaca su aita Fernando. Además de sus dotes innatas, ha recibido clases para perfeccionar la parte técnica. "He tenido suerte porque mi padre, aunque él no recibió ninguna formación como piloto, me llevó a los mejores profesores del momento", cuenta agradecido.

Y en la actualidad, además de ser piloto, Jon es instructor de motocross. Entrena a chavales que empiezan con la ilusión de destacar en este deporte. "En la posición en la que estoy ahora como profesor y con mi experiencia sobre la moto, detecto los defectos y errores que hemos cometido mi aita y yo en el momento en el que empezamos". En ese sentido, "hoy en día los niños que empiezan en este mundo lo tienen más fácil, porque la formación es algo que está ya instaurado, aunque también hay mucha más presión", advierte. Por ello, considera "clave" el entorno. "Cuando ves a la familia alrededor, sabes que ese piloto puede llegar más lejos", destaca.

La principal recomendación para quien quiera iniciarse en esta disciplina competitiva es que "hay que tener claro que no se aprende en un día, sino que es un camino muy largo. El motocross, en el fondo, es como la vida", asegura el piloto alavés. Además de la destreza que sólo podrás adquirir con horas de rodaje sobre la moto, Fernando Idiakez añade: "Es muy costoso en tiempo y también en dinero". Bien lo sabe su familia de primera mano.

orígenes a principios del s. XX

Aunque se trata de un deporte relativamente nuevo, las primeras carreras de motocross se remontan a principios del siglo XX. Y es que las primeras carreras documentadas, la histórica de Auto-Cycle Clubs y la Scottish Six Days Trial, se celebraron en Reino Unido en 1906 y 1909 respectivamente. Esas incipientes competiciones eran conocidas como carreras de 'scramble', pero durante los años 30, al adquirir gran popularidad internacional, pasaron a llamarse carreras de motocross, palabra que surge de unir la abreviación de la palabra 'motocyclette' (motocicleta) del francés, con 'cross country' (campo a través) del inglés. En ese momento destacaban los equipos de Birmingham Small Arms Company (BSA), Norton, Matchless, Rudge y AJS.

Con el objetivo de hacer más atractivas estas carreras, y también más seguras, se han ido incorporando importantes avances en las motos.

A fin de mejorar su conducción sobre terreno accidentado, los marcos rígidos adquirieron suspensión en los años 30, y las horquillas y la suspensión trasera aparecieron ya en los 50, unos años antes de que se incorporaran en la mayoría de las motos urbanas del mercado.

En1952, la Federación Internacional de Motociclismo (FIM), órgano rector internacional del motociclismo, creó el campeonato mundial y en 1958 creó un título de Campeonato Europeo para la clase de 250cc, y lo elevó a Campeonato Mundial en 1962.. En 1966, el campeón sueco Torsten Hallman realizó una exhibición contra motociclistas americanos en Corriganville Movie Ranc, también conocido como Hopetown en Simi Valley, en California, cuando se popularizó en Estados Unidos. El año siguiente Hallman fue seguido por otras estrellas del motocrós, entre ellas Roger De Coster, Joël Robert y Dave Bickers.? El motocross empezó a crecer en popularidad en los Estados Unidos durante este tiempo, lo que fomentó un gran crecimiento del deporte.

El primer evento de motocrós bajo estadio se llevó a cabo en 1972 en el coliseo de Los Ángeles. En 1975, se introdujo un campeonato del mundo de 125 cc. Durante las décadas de los 70 y 80, las típicas máquinas de dos tiempos. refrigeradas por aire de doble choque, de suspensión trasera, dieron paso a nuevas máquinas que tenían refrigeración líquida y estaban equipadas con una sola descarga de suspensión trasera absorbedor.

Para el año 2003, las leyes medioambientales, que eran cada vez más estrictas en California, obligaron a algunos fabricantes a desarrollar tecnología favorable al medio ambiente que era de cuatro tiempos. Para 2004, los principales productores habían comenzado a fabricar las máquinas de cuatro tiempos. Las empresas europeas también experimentaron un resurgimiento con Husqvarna, Husaberg y con KTM ganadores de campeonatos del mundo con máquinas de cuatro tiempos. Este deporte, ya consolidado, cuenta con diversas subdisciplinas, tales como los eventos de estadio, como el supercross y el arenacross, realizados en arenas bajo techo, y la categoría de motociclismo estilo libre, con eventos donde los motociclistas no compiten en carreras, sino que son juzgados por los saltos y las acrobacias que realizan. Otra categoría es la de supermoto, donde las máquinas de motocross disputan carreras fuera de la pista, sobre asfalto. Las carreras de motocross VMX, por lo general, se realizan con motocicletas antiguas.

Más información

noticias de noticiasdegipuzkoa